portada del disco No Soñar / Algunas Veces / Tendrás que Llorar / Sabes Tú

El buen sabor de boca del primer EP se ve convertido aquí en un regusto desagradable. Aquel pop primitivo y aquellos acompañamientos típicamente beat se han convertido en unos meses en una canción melódica de escasa inspiración y unos acompañamientos encomendados al piano y a una formación de orquestina profesional.

El primer y tercer tema salieron del magín de la propia cantante y los otros dos son revisiones de temas italianos de San Remo. La canción más interesante es “Tendrás que llorar” un buen tema con un punto de desgarro en la voz y con un acompañamiento de nuevo encomendado a un conjunto. Del resto, poco que reseñar salvo la decepción que para todos, y la primera la propia cantante, supuso este segundo disco en el que el sello discográfico impuso un estilo más que dudoso. A la postre, significaría el punto final de la brevísima carrera de Lorella. Menos mal que dos años después reaparecería como María Ostiz aquel monumental: “No sabes como sufrí”, pero ésa ya es otra historia.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies