Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: No es Pecado
portada del disco No es Pecado

Con “No es Pecado” (Hispavox, 1986) comienzan los problemas en Dinarama, a pesar de no tratarse de un mal disco. Totalmente funky y soul, se inicia un cambio que de seguro pudo despistar a más de un fan. Por si esto fuera poco, Carlos se pelea con el productor y éste como represalia deja su voz en las canciones como algo puramente testimonial.

Alaska asume, por tanto, el papel protagonista, arropada, eso si, por un montón de coros, tanto por parte de unos negros que años después se harían conocidos bajo el nombre de Londonbeat y su “I've thinking about you”, como por el propio Carlos allí a lo lejos desde su destierro, o doblándose a sí misma. Además, en la mayoría de las canciones se cobija tras unos falsetes más que conseguidos, sin ir más lejos, en “¡Alto! Prohibido pasar”, tema que abre el disco.

El influjo de la música negra a lo Kool & the Gang (y la de blancos emulándola, como los Bee Gees) y los metales, en este trabajo son una constante, si bien podemos afirmar que el cambio es de continente y no de contenido, ya de sobra conocido. Lo que si que es cierto es que ahora todo se ve desde una perspectiva algo distinta: desde un punto de vista totalmente perdedor.

Uno de los problemas del trabajo lo produce precisamente el tema que Carlos tras unas vacaciones en Grecia trajo apuntado en su diario con la palabra “hit seguro” a su lado. “A quién le importa” es, a pesar de haber sido un éxito en ventas y haberse convertido en el himno gay por excelencia, demasiado Dinarama para lo que en este disco se pretendía. Y esto es una losa que acaba por lastrar todo el trabajo, porque las nuevas intenciones siguen ya no solo impregnadas de las anteriores, sino eclipsadas.

También es cierto que algunas canciones no están a la altura, como “La voz humana” o la agotadora “No es pecado”, aunque también las hay muy buenas. En este saco podemos meter a la más tecno pop, “Entre llamas” y a la que sale del fango para pegarse una ducha, “Un millón de hormigas”.

Como anécdota señalar que la (horrible) portada fue censurada en México, y sustituida, curiosamente, por otra más lasciva aún.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies