Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Nieves y Rescates
portada del disco Nieves y Rescates

Un debut muy entrañable el de Tachenko. Si después de unos incios algo inciertos se sacan de la manga un disco como "Nieves y Rescates" (Grabaciones en el Mar, 2004), casi de andar por casa, casi sin molestar, y encima no suena estridente ni forzado, es que este grupo (o tándem compositivo Vinadé-Puente) tiene algo.

Sin embargo, también tiene algunos peros, que se suelen repetir en los debuts de grupos de pop patrios. Y es que, si el sonido y la producción lo hacen entrañable, también peca de cierto desorden y una sensación de que los instrumentos se agolpan demasiado, teniendo en cuenta que lo que hacen es pop. También es cierto que el discurso de Tachenko se caza a al primera, así que quince temas es algo excesivo para ello. Y es además el final que le dan a las canciones es algo largo, en algunos de los casos.

Pero bueno, ya se sabe que en lo de hacer canciones que den ganas de silbar no anda falto el grupo de Zaragoza. "Afganistan" y "Amable" son de lo mejor de "Nieves y Rescates". Tanto líricamente como melódicamente se muestran directas y arrebatadoras. Por otro lado, las canciones más íntimas, como "Mordekay" y "Nuestro ganador" parecen que se han hecho en tardes solitarias en la habitación. Su debut, además, goza de una amabilidad (y nunca mejor dicho) que no tienen sus posteriores discos, donde las melodías vocales recuerdan a Los Brincos, y en las guitarras aún se notan ciertos trucos de Vinadé a la guitarra que había hecho con El Niño Gusano, como el final de "Nuestro ganador".

De ahí se deduce su forma de entender las canciones, si bien como confiesan en las entevistas intenten despojarse de efectos accesorios y de florituras que en su anterior grupo cometían cada dos por tres. A medida que pasan los años, el grupo va adquiriendo otra misión. Así, las letras, por ejemplo, sí que están más apegadas a la realidad que las de El Niño Gusano (obvio, el letrista en este caso es otro), en otra forma de querer alejarse de aquel barroquismo. Por ello no hay más personajes que la primera persona y una ocasional tercera.

En cualquier caso, es un disco que aún no llega a la perfección del siguiente, más corto y con un sonido e intenciones mejores definidos. Sin embargo, un disco, como ya dicho, amable y hecho con cariño.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies