portada del disco Neocasal

Tras la pequeña decepción del Festival de Benidorm del 78 y las intenciones de su casa de convertirlo en un solista melodramático, por fin en 1981 se libera de sus cadenas animado por Julián Ruiz (a quien había conocido durante su etapa del diseño del álbum de los Azul y Negro), para realizar la música que él creía posible se podía hacer, aún en la España del momento.

Y es que como el propio Tino reflejaría en una entrevista para Discomarket años más tarde, en la época del “Eloise”, fusionar todo lo que uno llevaba en la sangre, tonadillas, copla, flamenco, embadurnarlo en purpurina y envolverlo en sonidos tecno-pop no era algo ni mucho menos previsible. Aun en pleno apogeo de la nueva ola.

El disco supuso un éxito rotundo de público, ganándose incondicionales que le acompañarían ya desde entonces hasta más allá del fin de sus días. Sin embargo por parte de la crítica fue vapuleado, algo que no es muy de extrañar cuando nos encontramos ante una obra de tal calado. Y es que desde el mismo preciso instante en que uno comienza a escuchar ese primer sample en “Tokyo”, debe prepararse para no perder detalle de lo que está aconteciendo, creándose una especial adicción y complicidad de la que mucha culpa tiene la voz desgarradora de nuestro inconfundible artista.

Pero no sólo de la mezcla de texturas, de la importación (y adaptación) de tendencias y de sentimientos encontrados (como si esto fuera poco), vive el disco. No hay que dejar de lado lo que nos está contando: letras cargadas de interesantes tintes autobiográficos (decía Tino que él no cantaba más que cuando tenía algo que contar, sin presiones, y resguardando su cara pública en el rincón de los sufrimientos terrenales, como cualquier otra persona, vaya) que nos permiten conocer un poquito más su realidad, tan sofisticada y cercana al mismo tiempo (sólo hay que leer o visualizar alguna de las múltiples entrevistas disponibles en la red para constatar la accesibilidad y campechanería del mismo, escondida tras su fastuoso look).

En este sentido, destaca sobre todos los cortes el que sería su primer hit indiscutible, “Champú de huevo”. Canción de despecho cantada a ese ritmo trepidante característico, sobre la que algunos como el propio Julián Ruiz llegarían a afirmar que no iba dedicada a otro más que al mismísimo Fabio McNamara. Dejando a un lado la salsa rosa, en la balada “Love me tonight”, se nos muestra, como su propio nombre indica, el duro (pero a la vez gratificante) descubrimiento adolescente del simple sexo y nada más. Sí, muy lindo majete, pero aquí te quedas, le vinieron a decir al bueno de Tino, el cual tomaría buena cuenta de ello, qué duda cabe.

A un escalón algo inferior, pero en la misma línea de “Champú de huevo” se encuentra “Billy Boy”, protagonizada por un personaje español inspirado a lo Billy Idol, icono que siempre fascinó a Casal.

Tras esta, de nuevo otra balada intercalada, pero no una más, pues estamos hablando de “Aquí en Viena”. Preciosa composición, incansable y precisa en sus palabras, de una belleza tan disfrutable que, grabada doce veces seguidas, constituiría un álbum por sí sola.

Aunque todo quede ya algo ensombrecido, se retorna con acierto a la fórmula del champú. Y si alguna versión tenía que incluir el disco, ¿cuál iba a ser? Si, “Life on Mars?” del gran Bowie, con el cual hubiera podido marcarse un dueto a lo Freddie Mercury sin dubitaciones.

Como notas curiosas añadir que el último tema, “Blanca estancia”, una versión del “White room” de Cream, no aparecería recogido en su edición en formato CD, los arreglos de sonido vendrían a cargo de Luis Cobos y el diseño de la portada, totalmente nuevaolero, por el propio Tino.

Un estilo que no tuvo competencia ni continuación, y que incluso para el mismo Tino sería, a mi modo de ver, inalcanzable de nuevo, pese a contar con discos de muchísimo más renombre y reconocimiento.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies