portada del disco Natural

Primero de los LP ingleses de Juan Pardo. Editado en el sello Erika, del que era copropietario, y grabado en los estudios Trident de Londres constituye hoy una rareza que ha quedado sistemáticamente fuera de reediciones y compilaciones. Juan se vuelve hacia el folk moderno, del mismo modo que lo entedían Cat Stevens, Pentangle, Fairport Convention y otros artistas británicos. En la grabación está arropado por músicos de primera fila como Chris Speeding, guitarrista de elite que ha estado, entre otros grupos en Roxy Music, Clem Catini, batería de The Tornados, y el director de orquesta Colin Green.

Este álbum de portada inmaculada es bueno tirando a interesante. Los críticos lo pusieron por las nubes y se vendió en un principio bastante hasta situarlo en el primer puesto de LP en España, aunque pronto fue olvidado y me temo que incomprendido. La edición contenía las letras de todos los temas en un encarte interior.

Hay que entenderlo como una obra unitaria en la que no se debe destacar una u otra canción, aunque no debemos dejar pasar la deliciosa pieza que da título al disco y que luego repite algo más lentamente y con mayor carga de arreglos orquestales en la cara B.

Tampoco están nada mal los once minutos de “Come back”, que es casi la Biblia que resume toda la nueva doctrina musical de Pardo; o el ambiente oriental de la melodía de “Hiroshima”. En general, buenas interpretaciones con unos arreglos elegantes y bien ejecutados. Seguramente un LP para gustarse a sí mismo en un momento dubitativo de su carrera en el que Juan Pardo andaba empeñado en convertirse en el Cat Stevens español.

Que nadie diga que conoce bien la discografía de Juan Pardo si no ha paladeado despacio este disco.

Compartir

1 4 5 6

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *