Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Nagasaqui
portada del disco Nagasaqui

Once temas muy diferentes entre sí, pero que comparten un sonido muy pulido y una producción perfeccionista. En el disco se alternan temas con un espíritu festivo, alegre, con otros de un tono claramente pesimista. Cierto sentimiento amargo se desliza en temas como “No garantizo que vaya a salir” (quizás el corte más flojo, el delantero no acaba de cuajar), o, sobre todo, en “Me canso de mi” y “El año que entendí el invierno”.

Vamos a destacar a los mejores titulares del encuentro, una selección que ni Vicente del Bosque; Con el 1 a la espalda; “Vivir al por mayor”. Sonido y voz chuchesca -del Alfaro de "Tejido de Felicidad" (Chewaka, 1999)-, con su ensalada de loops, sus teclados y apología vital. Pop bien facturado, palmaditas groovies incluidas. 2; “A los que tienen el dinero”; dejamos de bailar para pasar a balancearnos al ritmo de este buen tema, con una metafórica letra muy inspirada; “a los que tienen el dinero hay que enseñarles a morir”. No se lo tomen de forma literal. 5; “Vuelve Ciudad Jardín”; refiriéndose al grupo ochenteno formado por Rodrigo Lorenzo y Eugenio Haro Ibars traza una fábula sobre la vuelta del conjunto, ante el alborozo de Calamaro y la erección de Los Ronaldos. Acertada y ácida visión del regreso al pasado de los supervivientes de La Movida. El 7; Me siento muy identificado con el título de la canción. Y con el contenido. “Gilipollas” es el mejor del encuentro. Un fantástico corte con una letra inmejorable y un sonido que me recuerda a la psicodelia de Oasis en su "Standing on the Shoulder of Giants" (Epic, 2000). 10; “Los payasos del circo”, divertido tema instrumental, que siempre se agradece, sobre todo cuando lo que viene después es “El Año que entendí el invierno”, un tema de bajona total.

A pesar de este final tan alejado del happy ending hollywoodiense, hay que recomendar este disco, porque lo que se nos propone es un grupo de pop adulto, que hacen canciones redondas que van desde la felicidad más tonta y bailable hasta la tristeza más cruda. Pero todo ello bien hecho. Puede ser el disco que escuches en el 2017 y te recuerde aquel verano del 2008. Pronostico un buen futuro para Nagasaqui (vaya, como suena esa frase…)

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies