Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Nacido Para Estorbar
portada del disco Nacido Para Estorbar

La historia de este disco se remonta muchos años atrás antes de su edición por parte de BCore en el 2009. Su gestación comenzó por el año 1989-1990 cuando Raúl Nuñez, responsable entonces de La Isla de la Tortuga, planea poner en un mismo trabajo material diverso de diferentes bandas de la Barcelona de los 80. En un mismo vinilo se recuperarían temas perdidos en las escasas grabaciones caseras de bandas como Frenopaticss, Attak, Sentido Común y Wom! A2 y se recopilarían sencillos ya editados previamente de otras como Código Neurótico o Kangrena.

El proyecto se retrasa inicialmente al perderse el máster en un traslado del estudio de grabación. Por imposibilidad de contactar con el grupo Attak se decide remasterizar de nuevo sin ellos, pero problemas con Estop Records, la compañía que había editado poco antes el mini LP "En la Barra del Bar" (Estop, 1988) de Código Neurótico retrasan la salida. La muerte de Quoque, cantante de Kangrena, involucrado en la empresa de la edición de este material, y la desaparición de La Isla de la Tortuga, termina por frenar todo.

Es ya, en pleno siglo XXI, y en plena colaboración entre Raúl y  BCore para editar las cintas de Kangrena, que se plantea la posibilidad de recuperar la idea de sacar a la luz el disco con todas estas bandas. En la versión final eso sí, se caería Wom! A2, que pagaron quizás aquello de ser "demasiado punk para los mods, y demasiado mod para los punks" como diría el mismo Raúl.

La portada se ideó con el dibujo del hermano de Tina, cantante de Sentido Común, y compañero de Raúl. En los comics que elaboraba hacía uso de la letra gótica que BCore decidió mantener para el nombre de los grupos. La compañía seleccionó el blanco para el color del vinilo.

"Nacido para Estorbar" resulta un disco variopinto. En su labor de recuperación trata por igual a los trabajos ya editados, los sencillos de Kangrena y Código Neurótico, dando una segunda oportunidad al aficionado que no hubiera podido hacerse con ellos en su primera edición, y a temas provenientes de maquetas de bandas que no publicaron nada en su momento: el caso de Frenopaticss, Attak y Sentido Común. Además el perfil de los grupos difiere bastante, con propuestas que a veces sólo comparten la fecha y momento de su grabación.

El disco comenzaba con tres de los siete temas que grabase Frenopaticss en una maqueta registrada en su local de ensayo de la que por lo visto corrían tres versiones. Música combativa, al mismo tono de lo que se pudiera encontrar por la época en Euskadi, pero con la calidad de sonido de una grabación casera. Destaca quizás "Ineptos", la última de las tres, que incluye incluso ecos en el micro.

Probablemente es la de Attak la propuesta más dura de todas las comprendidas en el álbum. Los temas provienen de una maqueta del local. Rememoran a lo más duro del espectro británico: Chaos UK, Discharge, G.B.H... De hecho estos últimos tenían, no un "Bombsite" pero sí un "Time bomb". Es una de las dos descargas en inglés de menos de un minuto que tocan en el disco.

Kangrena aparece por medio de los temas que constituyeron  el sencillo "Terrorismo Sonoro" (Anarchi / Flor y Nata, 1983), toda una joya del punk del momento de la Ciudad Condal.

Sentido Común aportan la versión más oscura. Su música se cimenta sobre atmósferas densas y siniestras en las que la repetición de las letras que recita y a veces grita Tina, su cantante, crea un mantra en el que las guitarras suenan cortantes y el bajo marca sólidamente el camino a seguir. Es cierto que la Barcelona de los 80 tenían ya a Desechables como firme propuesta de la vertiente más siniestra del punk, pero Sentido Común ofrecían algo más. Menos salvaje y visceral quizás pero con un punto afilado, denso y por momentos brujeril. "Obsesiva" o la inquientante "La otra" son buenas muestras.

Si "La emperatriz Beatriz"", una de las dos canciones con títulos a base de ripios a lo Gloria Fuertes, suena juguetona, evolucionando casi a brincos, "Síndrome de los Dioses" vuelve a elevar la tensión, situando todo al mismo plano de muchas de las propuestas más interesantes del afterpunk británico más sórdido de los 80. La petición de pena de muerte a los cretinos del último de los temas de Sentido Común no hace sino confirmar la crudeza de la música de la banda.

De Código Neurótico se rescató el EP "Totus Tous" (Domestic, 1983), el debut en vinilo del grupo en el que se mostraban como una de las aristas más desenfadadas de aquella hornada de punk catalán.

El retraso al que se vio sometida la edición del disco no le resta un ápice del valor que tiene por su esfuerzo de recuperación, pero sin duda, de haber visto la luz en el momento en el que se concibió, estaríamos hablando de un vinilo histórico.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies