portada del disco Nacho Cano - Germán Coppini

Pudiendo resultar un tanto indigesto, como su portada, se nos presenta este primer trabajo de Germán Coppini en forma de maxi tras la desintegración de Golpes Bajos, en compañía de Nacho Cano. Pero lo cierto es que poniendo uno bastante de su parte, se pueden percibir detalles más que interesantes en el mismo.

Por ejemplo, "Dame un chupito de amor" es una canción mucho mejor de lo que el horrendo título (y estribillo) podría hacer pensar. Algo épica, eso sí, quizá la más floja del lote, eso también, y recargada de arreglos, tampoco lo niego; en ella, sin embargo, Germán encuentra por fin su tono, al margen del estilo que anteriormente había desarrollado.

"Divina palabra" es, pese a la oscuridad y halo misterioso que la envuelve, una canción que suavizada en boca de Ana Torroja podría ser muy del corte Mecano. Quizá por la guitarra española de fondo que la acompaña, o los arreglos etéreos tan parecidos a los del trío. Realmente esta canción si puede resultar dura de digerir.

Pero no es hasta "Pepito el grillo" que uno puede quedar relativamente satisfecho. De nuevo con el imaginario mundo de los cuentos como excusa, y aunque quizá con unos arreglos desmedidos que pretenden dotarla de una forzada teatralidad, está provista de un lirismo acertado y emocionante.

"Este grillo abatido no puede ya cantar". Pero Germán demuestra que "no todo esta perdido y puede volvernos a ganar". Encantados de que ello suceda.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies