portada del disco Mujer

En 1987, en un modesto sello, María Ostiz va a registrar este LP hecho entre amigos y para amigos, sin afanes comerciales, para mostrarnos sus nuevas canciones. Ella dejó la música una década atrás, pero nunca había dejado de componer. Escribir canciones era y es para María Ostiz un ejercicio tan cotidiano como el de respirar o caminar.

De este modo, cerraba definitivamente su carrera. Hoy sus discos cogen polvo en alguna estantería olvidada o en las cajas de las tiendas de segunda mano. Creo que nos estamos perdiendo una buena cantante y una gran compositora que merece la pena revisar sin prejuicios ni apriorismos.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies