portada del disco Movin' the Gang

Única grabación en forma de CD de una banda curtida en mil directos. Se grabó el verano de 2003 en los estudios Lagar 74 de Chinchón (Madrid) con Flaco Barral y Gustavo Ros como técnicos de sonido. El diseño es obra de Fernando Jiménez, amigo de David y armonicista de Special 20 y 44 Dealers.

Alias Blues Gang contó con las colaboraciones de Big Mama Esther (cantante de The Black Cat Bones, donde militaban Johannes, David, Goyo y Kino) que pone voces en tres temas ("Evil gal blues", "Hundrum blues" y "I'll play the blues for you") y Alex Pardo -El Jandri- constituido como guitarrista en "T-bone shuffle".

Es un disco bien generoso: hasta quince temas incluyó el grupo para la ocasión, lo que les dio oportunidad de mostrar varias de las posibilidades de la banda. Por un lado, la amplia lista de versiones que trabajan: Así se fijan en T-Bone Walker, F. Robinson, J. Reed, A. King, W. Dixon etc.; un total de nueve temas. Por otro las composiciones propias, en las que hay que distinguir los instrumentales, obra de Johannes Winter o del tándem David-Goyo, de las que compone Vladi.

El cantante firma "Ni siquiera soy negro", "Amor en paro", "A pelo" y "Quédate en la cama". Las tres son grandes temas. Las letras en castellano consiguen adaptarse bien a las exigencias del blues de vieja escuela. "No ha nacido esa mujer que me sabe tratar bien", dice en la primera, y le queda aún tiempo para pedirle a Goyo que se de la vuelta. El guitarra parece hacerlo y entonces, claro, descarga un solo de alto voltaje. La última, es una pequeña genialidad de enorme intensidad incluso a pesar de su ritmo ralentizado, donde despliega todo el poderío erótico del blues. Proposiciones deshonestas para jugar a enfermero-enferma, aprovechando la ausencia del médico.

De las composiciones de Vladi, quizás destaque la desnudez de "A pelo". Es instrumental y se basa casi exclusivamente en la acústica del también vocalista del grupo y la armónica de David. Quizás a eso deba su título. Parece realmente una composición de las que tocaban ellos solos en su proyecto como dúo en paralelo a Alias Blues Gang.

La voz de Esther, fantástica como ya demostrase con The Black Cat Bones, introduce más variedad en el disco. Los temas en los que contribuye parecen estratégicamente colocados además, como medida refrescante. "Evil gal blues", introduce energía tras las sinuosidades de "Somebody loan me a dime". "Hundrum blues" llega justo después de la tímida incursión en territorios rhythm & blues de "Homework". "I'll play the blues for you" sucede precisamente de la píldora erótica de Vladi.

Resulta difícil no engancharse con alguna de las muy diversas bazas que ofrece la banda. Se pueden paladear los tonos psicodélicos (incluso funk) que aporta Johannes desde el principio con su team "Movin' the gang", que colocado además como arranque del disco, suena a un auténtico calentamiento y puesta a punto para acometer los temas del LP. En el capítulo de las anécdotas, cabe indicar el descontento que el propio Johannes nos dice tener por el sonido del piano, debido al modelo existente en el estudio de grabación.

El único pero a poner al disco podría ser la excesiva variedad. Consecuencia quizás de las diferentes líneas de evolución existentes en el seno del grupo.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies