portada del disco Montañas

Tras el 7" que fue su carta de presentación, Montañas -es decir, Javi, Manu y Walter- lanzan lo que supone su primer 10” de la mano de Gramaciones Grabofónicas, con la colaboración de los asturianos La Alegría de Vivir. El sello madrileño es experto en apostar por pequeñas joyas, como ya demuestran los fichajes de Los Punsetes, Juanita y Los Feos o el redescubrimiento de Ataque de Caspa, y con Montañas tampoco se equivocaron. Una edición de lo más cuidada, tanto los diseños exteriores como el panfleto interior y la galleta del vinilo, realizados por el propio Manuel Griñon -reconocido ilustrador asturiano cuyo trabajo es digno de destacar- e impresos a mano por los propios Montañas.

La grabación fue realizada en diciembre del 2009 en La Manjoya (Asturias), ayudados como siempre de la experiencia de Sergio Pérez, artífice del sonido de otras bandas de la escena independiente española como los propios Thelemáticos. Sin investigar en exceso su entorno, pronto nos encontramos de frente con grupos como ¡Pelea! o Anticonceptivas, lo que nos da una clara idea de lo que podemos esperar de Montañas: letras mordaces y satíricas, ritmos bailongos, mucho humor y espíritu punk ‘77. Nueve canciones breves, concisas, directas y con mucho nervio que continúan la estela marcada por aquel 7” y ponen de manifiesto el amor que estos asturianos siguen profesando por su tierra.

Con extraordinaria frescura y originalidad asientan lo que podríamos denominar un nuevo estilo aunando sonidos lo fi y pop con el punk más destartalado y cacharrero -"Yo conduzco, ella me guía", que hace referencia a las populares pegatinas que llevan los asturianos en su coche en devoción a la Virgen de Covadonga- mezclado con una especie de country de corte rural -"El alemán de Corao"- todo ello aderezado con unas letras mordaces y satíricas, siempre en español pero con algunos guiños al bable, que demuestran un dominio de la lírica que provocaría la envidia del mismísimo Ramón de Campoamor -"Desde el Guadarrama hasta el puerto de Pajares no se ven paisajes verdes ni asturianas de los Valles", sobre el sufrimiento de un viajero perpetrado por una reconocida compañía norteña de transporte público- .

Reúnen aquí Montañas su apego por la tierra con el pop más crítico de la escena underground asturiana con más talento y actitud que pericia con los instrumentos. Una grabación sin muchas pretensiones que consigue sorprendernos y sobre todo sacarnos una sonrisa. Javi, Manu y Walter convierten en auténticos himnos del cancionero popular todo lo que tocan, y es que no han tenido los asturianos mejor representación fuera de sus fronteras que Montañas. Confirman con este trabajo lo que será un futuro prometedor.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies