portada del disco Monólogo Interior

Es posible que Single sean el grupo más marciano, sorprendente, inesperado, apasionante y, en resumen, diferente del panorama español. Un grupo que no se parece a nada y nada se parece a ellos, ni aquí ni fuera de aquí. Esto que no tiene porqué ser en si mismo positivo (de hecho algunas de sus críticas hablan de que esa extrañeza los aleja de lo emocional del hecho musical) en ellos adquiere la categoría de marca de identidad. Si “Pío Pío”(Elefant, 2006) quedaba como un islote en medio de la nada más absoluta, una amalgama estilística, una orgía de sonidos y paleta melódica e instrumental que abrumaba y desarbolaba por su excentricidad pero también por la perfección de sus resultados “Monólogo Interior” (Elefant, 2010) aparece como un contrapunto mucho más encauzado, con una idea de disco como conjunto mucho mayor, con un sonido más definido, sin la infinita atomización estilística de su predecesor... pero igualmente disfrutable, con la misma capacidad de sorprender al oyente y de volverlo a descolocar a la hora de preguntarse: “¿Qué es Single y a qué suena?”. La única respuesta a este enigma es: Single es Single y suena a... Single.

Por centrarnos. Las declaraciones previas del dúo maravilla indicaban que querían volver al formato clásico de canción y que el disco sería mucho más convencional. Además de los cómplices habituales (Joan Vich, anti) en el disco estaría Genis Segarra (Astrud, Hidrogenesse) encargado de los arreglos. Hablaban de la influencia de la música de cabaret de entreguerras, de personalidades como Ingrid Caven, de Brigitte Fontaine... Con el disco en las manos y tras la(s) primera(s) escucha(s) uno no podía quedar más desconcertado: ¿Este era el disco convencional del que hablaban?

Un trabajo breve con canciones breves (sólo dos superan los tres minutos y apenas por seis segundos), vestido, tal como anunciaban de un espíritu cabaretero dominado por el piano, en el que Teresa mucho más suelta que en las grabaciones precedentes recita en muchas de las partes más que cantar historias absolutamente desconcertantes. Desde ponerse en la piel de un gato en una cornisa en “Miau”, hasta un thriller sicológico con banda sonora de misterio como es “En el restaurante”, pasando por un desconcertante elogio de la negritud (física, musical, de esta hablan mucho en sus entrevistas como influencias directas) en “Oda a los negros”.

Sin duda el sentido del humor vuelve a ponerse en primer plano como ocurría en los añorados e irrepetibles Le Mans. Y el peso de su propio pasado se puede rastrear en una canción tan sentimental como “La ola”, que podría haber formado parte de “Saudade” (Elefant, 1996). Pero lo que llama la atención, confunde, distrae, choca y hasta, para algunos oyentes, repele, son los arreglos de Genis Segarra. El aire cabaretero, circense por momentos (“Monólogo interior”), parece chocar y devorar a las propias canciones y ponerse en primer plano. Pero sólo es una sensación superficial. Integradas de manera magistral como se demuestra en el primer sencillo, “Posponías”, en el que la historia es tan risible como reconocible para cualquiera. Ese aire de carrusel casa de manera perfecta a esa sucesión de excusas que no llevan a nada. O el reverso descreído al “Pictures of you” de The Cure que es “Fotos”.

Para terminar no se puede dejar de lado dos elementos que son elementos recurrentes. Por un lado, la versión habitual que da pistas. En este caso es una excelente revisión del “Gracias a la vida” de la insuperable Violeta Parra (la solista femenina favorita del que esto escribe). Muchas versiones ha tenido esta canción y la mayoría tiran del homenaje fácil, o la reinterpretación canónica. Single opta por una deconstrucción en la que hasta samplean la propia de Joan Baez cargando las tintas en el ritmo y en unos imaginativos y minimalistas arreglos. El otro detalle recurrente es hablar de la (una vez más) excelentísima portada del disco en la que Aramburu transforma a una Teresa dormida en un cuadro que remite a los pintores flamencos, en concreto a Vermeer. Asombro exterior, monólogo interior.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies