portada del disco Mondo Cretino

El punk pop cantado en español se iba quedando sin referentes. El hueco que habían ocupado Los Nikis y Los Vegetales en los 80, y Shock Treatment o Depressing Claim en los 90, tardaba en ser rellenado.

Hasta que aparece en escena Airbag con este primer disco, una colección de dieciseis canciones tocadas a toda velocidad, cargadas de melodías pop muy marcadas, letras cuidadas y llenas de sentido del humor, y un sonido enérgico, puro punk marca Ramones: Airbag deja las cartas boca arriba desde el primer segundo con un "one-two-three-four" para dar paso a "Marta no es una punk", rápida, sencilla, directa, una de las mejores canciones del disco.

Pero además de los Ramones, en el disco hay un toque surfero vía Beach Boys, e incluso unas reminiscencias al pop vocal de los 50 y 60, que los diferencia de los grupos anteriormente mencionados, conformando parte de un sonido propio en el que se mezclan referencias al cine de terror y Serie B, la ciencia ficción, el amor-desamor, el verano, la imaginación y la diversión.

Musicalmente, las canciones ganan cuanto más melódicos se ponen, acentuando el lado más pop dentro del sonido acelerado y netamente punk del disco, como el precioso medio tiempo "Comics de Batman", una canción que da pistas sobre por dónde iría la evolución en próximas entregas. En esta misma línea se encuentran las veraniegas "Prefiero la playa" y "El flotador".

Destaca también "Terror en el garage", toda una historia de película de Serie B para una divertida y contundente canción de punk pop clásico, y "Elena", donde se ve el gusto del grupo por las canciones doo-wop de los 50.

Además, se incluyen dos versiones elegidas con muy buen gusto, y llevadas al terreno del grupo con bastante acierto: el "Don’t worry baby" de los Beach Boys y "Thank you girl", de The Beatles.

A decir verdad, no es que Airbag invente nada, pero lo que hace lo hace muy bien: buenas canciones, divertidas y pegadizas, y un cuidado inusual por las melodías y las letras, algo nada habitual y nada fácil. Tan sólo pierde un poco cuando más punkrockers se vuelven. un estilo que no les va tan bien y en el que dan lugar a los temas más flojos del disco, "Te voy a suicidar" o "Soy un gamberro", canciones que no alcanzan el nivel del resto.

En conjunto, un disco muy recomendable que supone un soplo de aire fresco y una inyección de energía para la escena punk y pop del momento, y que se ha convertido ya en todo un clásico.

Grupos como Los Nikis, Los Vegetales, o Shock Treatment, tienen ya por fin unos dignos sucesores.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies