portada del disco Mira Hacia Ti

El primer LP como tal de Miguel Ríos es una obra redescubierta parcialmente en los últimos años. De cierto éxito en su momento, poco después quedó eclipsado ante otros arrolladores triunfos del artista. Cantante de personalísima voz -aquí aún en forja, pero ya notable- y gran carácter, en este disco conduce temas luminosos cargados de fuerza, estilo y con aires psicodélicos y complementado con algunas baladas aderezadas con magistrales arreglos orquestales a cargo de Waldo de los Ríos y la participación de Rafael Trabuccheli en la producción y de Fernando Arbex firmando diversas canciones.

Es este el disco que contiene la grandiosa "Vuelvo a Granada", tema bien conocido de su repertorio que evoca el regreso en tren a la ciudad que le vio nacer y que se tiñe de añoranza por recobrar la paz de los lugares tranquilos, pero también "Good-bye quiere decir adiós", una briosa canción de letra sencilla -la despedida de un amor de verano- pero que en conjunto se hace impecable, excitante, con unos crescendos de vientos y un final con el cantante desbocado en clave soul que ya de por sí justificarían todo el álbum.

Pero son grandes piezas las otras que se pueden encontrar en este álbum, como lo son la inicial "El río", escrita por Arbex, seguida por la emoción contenida que nos evoca el salado sabor de las lágrimas en la balada "Contra el cristal", original de Juan Pardo; la versión de Scott McKenzie "Like an old time movie", titulada aquí "El viaje"; la inmensa "No sabes cómo sufrí" de María Ostiz, llevada del folk íntimo de la original a este rock psicodélico y con original solo de armónica incluido; la homónima "Mira hacia ti" (versión a su vez de "Look to your soul", popularizada por Johnny Rivers)... en fin, todas. Tal vez solo desencaje un poco "Mi vida fue", balada que por su aire italiano se despega algo del conjunto -más propio de épocas pretéritas del artista-, pero que no desequilibra el gran balance del total.

Uno de los trabajos más mágicos del inquieto artista, impregnado de una melancolía única, irrepetida, que paradójicamente suena tanto a despedida, pero que sin embargo es el incio de una larga trayectoria.

Compartir

1 2 3 9

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies