portada del disco  Mini-LP 45rpm

Repiten puñetazo Nueva Autoridad Democrática. Lo hacen en un formato que queda aún más lejos de un larga duración que su anterior "Nueva Autoridad Democrática" (Sólo Para Punks, 2013): sólo ocho temas, y por ello, negándose a dar título específico, dejan la denominación de mini LP a 45 revoluciones por minuto como única indicación en la portada.

A pesar de lo satisfechos que quedaron de la grabación del anterior álbum con Mario Riviere -"un puntal en la escena en la que nos movemos nosotros"- confiesan no haber podido desaprovechar la oportunidad de poder trabajar, en esta ocasión, en los estudios Tigruss de Gandía. El resultado es una sensible mejora en la calidad de sonido: voz más clara de Dani, guitarra invadiendo prácticamente todo... Otro cambio destacable con respecto a los parámetros de su anterior trabajo, con los que seguro no se sentían a disgusto, es el sello que edita el disco. Ante la imposibilidad de la gestión por parte de Sólo Para Punks, en esta ocasión han confiado en Afonía Diskak, la sección discográfica de Afonía.

Argumentando lo corto de la duración de sus discos, reconocen buscar "algo intenso" con su música, que entienden provoque incomodidad en el oyente. Y lo cierto es que los discos de Nueva Autoridad Democrática escuecen. Las letras de Dani hacen pensar en un estado de agitación interno que, aunque no responda al odio, sí que lo hace a la rabia, por ejemplo hacia el líder, dictador o tirano: "La violencia no es la solución, pero sirve de catarsis / Representa la última esperanza para los desesperados", cantan en "Al servicio de la corona" o "La cólera se extiende como un vertido tóxico / La turba ha dicho basta, ya no traga más / Aislado y desvalido, en la devastación / Han cambiado las tornas: hoy te toca a ti sangrar", en la que lleva precisamente el título de esa última estrofa. Ante tanto derrocamiento violento, el recordatorio de que la grabación del disco tuvo lugar justo un día antes de la abdicación de Juan Carlos I, queda pues como un pálido atisbo de rebelión.

Pero es la misma rabia que lleva a lo que tiene de ajuste de cuentas personal las letras de "Envenenada" y "Pasto de las hienas", a mi juicio dentro de lo más sobresaliente de un muy buen disco y que entronca, por lo violento del arrebato, con momentos de su disco anterior como "Anormal" o "Sangre nueva". Se nos advierte de no buscar nada más allá de la atracción por lo políticamente incorrecto en los recovecos de estas letras. "Son pretextos" es quizá de las que mejor defina el punk-rock de alambre de espino de Nueva Autoridad Democrática. Letra abofeteando lo superficial, el hedonismo sin compromiso y dureza a medio camino entre esos Discharge a medio tiempo que inspiró el origen mismo de la banda y algo de la capacidad de noquear de Motörhead, por ejemplo. Decían no gustar de las canciones dedicadas a conflictos armados internacionales pero la tentación de expresar toda la pena y, una vez más, rabia por la desintegración de Yugoslavia para alguien que por voluntad propia visitó los lugares devastados por aquella guerra era demasiado grande. "Feliz 1992" es ese canto desgarrado.

Algo como una tensión interna dentro de la banda, como un magma que bulle en el seno de un conjunto de "marcadas personalidades" -como ellos mismos reconocen sin problema- parece estar detrás de la violenta explosión que significa su música y la fría y contundente electricidad que desprende su actitud para tocarla. Nueva Autoridad Democrática emiten una irritación tensa y constante que transmiten a sus canciones. Es normal que incomoden, pero eso es punk.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies