portada del disco Mi Testimonio

Grabado poco después que los sencillos anteriores y, en esta ocasión, dirigido por el cantautor argentino Carlos Montero, “Mi Testimonio” (Pax, 1969) cuenta con un acompañamiento más comedido. Dos temas no especialmente brillantes. La balada desesperanzada “No te conozco” se desliza con tediosa suavidad.

Por el otro lado, la mordaz y festiva “El vivo al bollo” es un ataque interno contra los cristianos acomodaticios que viven una religiosidad rutinaria: “Y el muerto al hoyo y el vivo al bollo. Comamos y bebamos que mañana moriremos”.

En la contraportada, una larga parrafada justificativa del título del disco firmada por Manuel -no Ricardo- Cantalapiedra. Uno de sus párrafos alude abiertamente a la crítica que contienen ambas canciones: “Permitidme gritar contra los que convierten el gran problema de Dios y el más allá en un carnaval, en un montaje sarcástico de plegarias interesadas y cirios encendidos, contra los que viven la milenaria filosofía del comamos y bebamos que mañana moriremos. Este es mi testimonio por si pudiera servir a alguien”.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu direcciĆ³n de correo electrĆ³nico no serĆ” publicada. Los campos obligatorios estĆ”n marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegaciĆ³n y una atenciĆ³n personalizada gracias a la informaciĆ³n estadĆ­stica que obtenemos tras analizar hĆ”bitos de navegaciĆ³n. Si continĆŗas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuraciĆ³n u obtener mĆ”s informaciĆ³n aquĆ­

ACEPTAR
Aviso de cookies