portada del disco Melina

Para no perder el hilo de ventas estratosféricas que venía registrando en los últimos dos años este cantante y estando su siguiente LP “Amor Libre” (Ariola, 1975) aún en mantillas, la discográfica apremió para que Camilo sacase pronto un nuevo sencillo. Y os aseguro que acertaron. Camilo Blanes siempre cantó a la mujer, no en general sino a alguna en concreto. En esta ocasión el destino de su canción fue la admirable Melina Mercouri, el icono del arte griego del siglo XX. Una mujer singular que fue la mejor embajadora de su país y llegó a Ministra de Cultura, pero que también pasó años exiliada y denostada por la dictadura de los coroneles. Una de las mejores canciones de la década con una letra inspirada y una música que nos trae aromas salobres de puerto y bazoukis de bailes populares atenienses. Una pieza absolutamente mediterránea que marcaba un halo de distinción dentro del repertorio de un cantante con muchos seguidores, pero también con muchos detractores.

Este disco devolvió otra vez a Camilo al número uno absoluto de ventas durante cuatro semanas y seis encabezando la lista de Los 40 Principales, encarrilando un buen LP, que aparecería poco más tarde, en pleno apogeo de ventas de “Melina”.

Compartir

1 2 3 6

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *