Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Mano, Parque, Paseo
portada del disco Mano, Parque, Paseo

Niños Mutantes siempre han mostrado su admiración por grupos como los Pixies. De hecho, ellos mismos los reconocen como principal influencia para este disco de debut. En palabras de Juan Alberto, le fascinaban los Pixies por su sonido "tan crudo, tan surrealista, tan dulce y tan violento a la vez". La idea en este disco es, por tanto, con canciones directas y sencillas, caminar con ese rumbo, conseguir un sonido crudo y, a la vez, melódico. La influencia es muy evidente sobre todo en canciones como "Tormenta", "La fuerza", o "Katherine".

Desde luego, el disco suena a Pixies y a otros grupos del llamado rock alternativo americano de los primeros 90, en la época previa al grunge, tales como Pavement o Dinosaur Jr. Incluso los primeros Sonic Youth. Sin embargo, también están presentes en el disco las melodías, la tradición pop española en general (desde Los Brincos a Surfin' Bichos, el grupo del que se ha dicho que eran herederos) y granadina en particular (desde Los Ángeles a Lagartija Nick, pasando por 091, por su grupo de origen, Mamá' Baker, o por los mismísimos Planetas). Así, nos encontramos con canciones como "Anillo", "Segesta" o "Isabelita".

Por tanto, el sonido Pixies, principal influencia en este disco, se vé muy dulcificado por las melodías. Aquí hay guitarras afiladas y una base rítmica sólida, pero, salvo excepciones, la música de Niños Mutantes carece de la agresividad y la contundencia de la que hacen gala Black Francis y compañía. Y, en cuanto a la voz, la distancia es todavía mayor. Los gritos marca de la casa Francis, aquí brillan por su ausencia.

En ese sentido, el disco es mucho menos arriesgado, menos contundente, más accesible. Niños Mutantes consiguen integrar otras muchas influencias, y llegar a tener un sonido propio en el que, si bien todas las canciones producen la extraña sensación de haberlas escuchado antes en algún sitio, siempre hay algo que las distingue, sea la voz, sea el cuidado por las melodías o por las letras.

Niños Mutantes dejan claro en este disco que, desde luego, saben hacer canciones, algunas tan buenas como "Katherine" o, especialmente, "Globo", y, lo que es de agradecer, que se puede hacer pop / rock indie en España sin necesidad de sumergir las canciones en toneladas y toneladas de ruido sin sentido, y que no siempre están en función de la canción, como pasaba con demasiada frecuencia en la escena independiente española de finales de los años 90, y que terminó aburriendo tanto a bandas como a público; que se pueden integrar las influencias, el "abc" de este estilo, con un gusto por la sencillez y la melodía; y que se puede cantar en castellano y hacer letras bien construidas y trabajadas.

Este debut fue recibido por la crítica con entusiasmo y, lo cierto es que es un disco apreciable, de escucha bastante amable y fácil, formado por canciones bien hechas, pero que, en conjunto, con esa impresión de ser algo ya escuchado, deja la sensación de ser un poco lineal, plano, que se hace largo y que no llega a enganchar del todo. De todas las formas, no es, desde luego, un mal comienzo para un grupo que irrumpía en la escena independiente cuando ésta empezaba a decaer. Siempre es de agradecer un poco de aire fresco.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies