Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Madrid Zona Bruta
portada del disco Madrid Zona Bruta

La historia del hip hop español empieza con “Madrid Zona Bruta” (Yo Gano, 1994). No hay más. Así de claro. Aunque también se puede hablar de la prehistoria del movimiento en España. Sin ir más lejos, el recopilatorio “Rappin Madrid” (Troya Dscs&Rcrs, 1989) mostraba el primer intento de hacer del rap un estilo más dentro del panorama musical español. Pero ese intento se quedó a medias entre una moda destinada a morir y el movimiento cultural que era en su país de origen.

El primer disco de El Club de los Poetas Violentos es completamente ajeno a todo eso (a pesar de contar entre sus miembros con Paco, componente de aquellos Jungle Kings). Por ello no sería correcto decir que el hip hop patrio renace de sus cenizas. En primer lugar, porque nunca murió (“Madrid Zona Bruta” no hubiese existido entonces), y por otro, porque con El Club de los Poetas Violentos nace definitivamente el primer LP de este estilo sin ningún tipo de peros.

El redoble de bombo con el que empieza el disco (en un tema llamado precisamente “El parto”) es el disparo de salida para rimas y ritmos non-stop. Porque con El Club no se juega. Supernafamacho sale “directo, directo, directo” del “Rimadero” como un toro bravo desde chiqueros: con ganas de pelea. Claro, que viene acompañado por El Meswy, Kamikaze y Paco, que tampoco se puede decir que sean mansos. Pronto quedan claras sus intenciones: hardcore crudo (eso de que “las piedras pueden hacerme daño pero las palabras no” aquí no cuela, amigo) y una producción sin depuración alguna. A diferencia de los primeros recopilatorios, este es un disco hecho para y, sobre todo, por b-boys. Graves saturados y ritmos rompecuellos que no tienen mucho que envidiar a los discos de hip hop americano del momento. Era la época del “Enter the Wu-Tang Clan (36 Chambers)”  (Loud/Columbia ,1993), influencia capital en la nueva escuela de hip hop, que se deja entrever en los contrabajos sampleados para “Madrid Zona Bruta”.

No hay ni un segundo de descanso. En “Sánchez” Supernafamacho apabulla al oyente con su verborrea. “Psicópata” va incluso más allá, introduciendo el raggamuffin en español (gracias a Mr. Rango, miembro estable del grupo en el futuro). Más adelante, Frank-T narra fantasías surrealistas en “Desfase” con un flow a lo Das EFX (sin dejar un solo nazi vivo). Incluso Jota Mayúscula toma la palabra entre scratch y scratch en “El puto amo”.

En su debut, El Club de los Poetas Violentos no sólo grabó el primer disco de un estilo por el que ya nadie daba nada, sentando las bases de lo que sería hasta la actualidad. Además, siguiendo sus propias enseñanzas, se trataba de hacerlo rudo. Y nadie lo hizo más rudo que ellos.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Rebex QS
Rebex QS
19 mayo, 2013 at 18:24

“Imprescindible” se queda corto para hablar de este disco. Todos sus mcs en forma, frescos, haciendo de la producción (muy criticada en su día por pantanosa) un arma a su favor. Meswy rapeando era un pepino, Kami fraseaba de una forma totalmente inesperada, Frank y su psicodelia, la recuperación de Paco de Jungle Kings y sobre todo Nafri, que sencillamente se sale en todo el disco. Escuchar hoy en día cortes como Psicópata o El Funeral sigue siendo una experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies