portada del disco Los Hurones

El único disco editado por Los Hurones, para sorpresa de los aficionados a su música que habían tenido la ocasión de verles en directo o escuchar sus maquetas, no recogía ninguna canción de éstas, pese a que habían tenido gran acogida y poco a poco se habían convertido en pequeños éxitos locales.

Los seis temas en el disco, totalmente inéditos, dan muestra de su particular manera de entender el rockabilly, con canciones frescas, divertidas y llenas de sentido del humor. El disco está producido por Tony Luz, y aunque tiene un sonido muy comercial claramente orientado a captar a un público que iba más allá de los aficionados al género, se ha convertido en un clásico dentro de la escena y el movimiento rockabilly en España, siendo una pieza muy buscada y cotizada dentro del mundo del coleccionismo discográfico.

Comienza el disco con "El verano", canción que fue editada como sencillo, muy comercial, seguramente la más floja del disco y que el grupo entendía como imposición de la compañía, lo que, entre otros detalles, determinó que la banda no siguiera editando discos con ella. El single en sí fue un error, ya que despistó tanto a su público potencial como a sus seguidores más fieles. No obstante, el disco no estaba nada mal, y contenía otras canciones como "Puri es una gata salvaje", un rockabilly muy clásico con sabor a años 50, o "Ruega por mí", la mejor canción del disco, más sugerente y bluesera.

Abría la Cara B una canción nuevamente muy comercial, "La cajera", muy divertida y con un sonido muy cercano al pop. Se completaba el disco con "El paso", una canción de raices country o de rock fronterizo, y la balada convencional "Isabel".

El grupo, descontento con los resultados artisticos del trabajo, que consideraban excesivamente comercial, abandona la discográfica y entra en negociaciones con el sello barcelonés Welcome Records, más especializado en el género del rockabilly, para grabar un disco que, finalmente, no se llegaría a concretar, puesto que el grupo se separa, dando lugar a Los Tigres.

Una lástima, porque hubiera merecido la pena ver lo que este grupo hubiera sido capaz de hacer en un sello especializado en su género, el rockabilly, sin ningún tipo de presión comercial.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies