portada del disco Los Brincos

Para grabar su segundo disco, Los Brincos deciden viajar hasta Milán, a los estudios que tenía la SAAR; el motivo fue poder contar con los mejores equipos de sonido posibles, ya que, a pesar de los esfuerzos económicos de Novola, si bien a nivel nacional lo consiguieron, a nivel europeo seguían estando por debajo de la media. Antes de su lanzamiento y visto lo bien que había funcionado anteriormente, Novola elabora la misma campaña de marketing con el lanzamiento previo de singles y EP para que el grupo siguiera en el candelero y ver la reacción del público ante las nuevas canciones.

Uno de esos sencillos previos contenía una de las mejores canciones en la carrera del grupo, que además abre este disco, “Mejor”, una muestra de cómo habían depurado su estilo y una de las obras cumbre en cuanto armonía vocal se refiere. Inconfundible esa intro y final de guitarra que recuerda a “Yankee doodle”.

Después del éxito cosechado anteriormente por canciones como “Flamenco” o “Bye, bye chiquilla”, que tenían ese punto canallesco marca de la casa, aquí intentan repetir el mismo éxito con “Hey”, con la vigorosa “Tú en mí” y con la gamberra “Borracho”, teniendo mejor resultado con las dos últimas.

Es la primera vez que hacen un premeditado intento de penetrar en los mercados internacionales, con canciones como la balada fallida “Piccole cose”, y con la muy beatleI try to find” en inglés, pero ambas son precisamente lo más flojo del disco. Se atrevieron a cantar más en castellano, ya que solo hay otro tema más en inglés, la melancólica baladaWalking alone”, con unos maravillosos arreglos de cuerda que perfectamente podría ser la hermana mayor de otra canción del disco, “Yo”, ambas grandes deudoras del “Yesterday” de The Beatles. La influencia beatle también se extiende por otras canciones como “Lo que yo quiero”, pero aquí mucho más solventes en comparación con su anterior largo.

Después del lanzamiento, seguirían por la senda del éxito ese mismo año con un EP que contenía una de sus canciones más populares, “Con un sorbito de champagne”. Pero hasta ahí llegó la aventura de Los Brincos con su formación inicial; de nada sirvió que firmaran como grupo todas las canciones, una lucha por el poder en su seno dejó fuera a Juan y Junior, por lo que para el futuro de Los Brincos se preveían grandes nubarrones.

Compartir

1 2 3 4

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies