portada del disco Lixo Gara

Hermanados tras la invitación que hicieron Afonía para que vinieran a tocar a Hernani, Post Mortem y los vascos, conformaron una de las alianzas musicales más estables en la cornisa norte. Además de las correspondientes actuaciones opernado alternativamente unos y otros como anfitriones, de todo aquello quedó constancia con este trabajo a medias al que decidieron titular en un ejercicio a dos lenguas: "Lixo Gara" ("Somos Basura" en castellano).

Empiezan Afonía, que grabaron en los estudios Santos de Ondarroa (Vizcaya), con el tema que precisamente parece inspirar la portada, basado en la Segunda Guerra Mundial. Sirenas de emergencia y guitarras para empezar, con "Guerra", se acercan por la temática bélica y la aceleración al hardcore de Último Gobierno.

Se nota cierta evolución en la música del grupo con respecto a sus trabajos previos. Influye, evidentemente, el cambio de vocalista, que ahora es Dani, pero en momentos como "Último vagón", son incluso las guitarras, apoyadas en un bajo galopante, las que parecen en otros registros. El tema en cuestión, por cierto, es de los de destacar. Tiene la virulencia y pegada que se le pide al género: ¿Qué se puede esperar de quince años de estar yendo a trabajar sin motivación alguna, en el último vagón del tren? La ya mancillada alegre juventud escapándose a paladas.

De igual forma, "Tu funeral" ("No es rencor, es odio / No hay negociación posible") o "Cómplices" compuesta contra lo que entienden como "autonomismo cómplice" para con "hegemonías históricas", tienen que entrar, por fuerza, entre lo más destacado del repertorio de los de Hernani.

Suenan amenazantes en "The end", recuerdan en "Babas blancas" (que "Balas blancas") al "Txapas" de Speed y recurren a buen punk rock en la oferta de alquiler de asesino a sueldo a 90 € al día con arma y munición incluída en "Francotirador".

Los gallegos Post Mortem empiezan su participación con la grabación del audio de la emisión televisiva desde el Congreso de los Diputados el día 23 de febrero en el que Tejero perpetró el intento de golpe de estado.

Tras una más que sobresaliente "A revolta", donde promueven la revolución en el punk rock, desgranan su street punk de manera más que solvente, destacando cortes como "Estás solo" (sin guía para poder abandonar el laberinto existencial) o "Perder o ganar".

Tienen sus momentos más lentos, veánse los casos de "Falsa amizade" o la emotiva "O silencio mudo", denuncia para aquellas a las que se le condena a tener el matrimonio como única carrera en la vida.

Con todo "Réquiem" ocupa, a mi juicio, uno de los lugares destacados del disco. Confeccionada con un esqueleto que tiene algo de (admítase en lo posible la analogía) los Kante Pinrélico de "Soy de Kartagena", pide el responso para las víctimas del progreso.

Muy buen disco.

Compartir

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *