portada del disco Leaving All Behind

Los años transcurridos entre las grabaciones de los temas del primer disco de Partido, "The Lost Sessions (1999-2003)" (Greyhead, 2010), y las de su segundo, "Leaving All Behind" (Warner, 2012), se podrían catalogar casi como una travesía por el desierto. Muchos sucesos han ocurrido en la vida de Víctor Partido, cabeza de la banda, que le llevaron a dejar la música durante varios años. En su regreso Víctor, junto a su nueva banda, ha abrazado los postulados de la americana y el folk-pop de raíces estadounidenses, sin dejar de lado la vertiente pop de su música. Y este acercamiento a la música tradicional norteamericana no sólo se da en lo musical sino también en lo simbólico como en el tema "Jesus", figura omnipresente en el cancionero folk norteamericano. Esto hace que se pierdan los matices y la variedad estilística que nos podíamos encontrar en su debut.

El álbum fue grabado, casi todo en primeras tomas, en tan sólo cuatro días en los estudios de Paco Loco (Smack Dab). Debido a la premura de las sesiones, los temas adolecen de una urgencia de la que no salen beneficiados ya que un disco tan intimista como este, que tiene la crisis de la identidad como tema principal, hubiera merecido más calma para su registro. Aun así la banda suena con empaque ya que Víctor se ha rodeado de buenos músicos con gran experiencia a sus espaldas tocando en grupos como La Habitación Roja, Lek Mun, Xoel López, Pumuky y Maria Rodés.

Los remodelados Partido no dejan del todo su pasado atrás. El nombre del disco está sacado de un tema de su primera referencia. Y de éste también recuperan el tema "Bulletin board system". En este corte, sobre una relación autodestructiva, podemos comprobar el cambio de sonido mencionado anteriormente; ya que en esta versión, más minimalista, el piano toma el control como también pasa en "Breaking me through".

El álbum comienza con fuerza con "First time", pero rápidamente va decelerando para centrarse en temas más calmos como "Fell all down"; "Kingdom", tema con el que cierran el LP, o "Only in you". Acústica y sencilla, es el tema más corto del disco. Un disco en el que casi todos los temas rebasan los cuatro minutos ya que la banda se enfrasca en largos desarrollos que en algunos momentos alargan en exceso la duración de los cortes.

En contraposición al tono más intimista y melancólico que rodea el disco, nos encontramos con el alegre estribillo de "Not full of anger". Un contrapunto que también nos encontramos por el uso de bases eléctricas en algunos temas, por ejemplo en "I found your glasses" o "Kingdom", y en los cuales los puristas del folk seguro que se llevarán las manos a la cabeza, pero de los que Partido no sale mal parado.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies