portada del disco Las Más Macabras de las Vidas

Eskorbuto estaba en una etapa de su vida en la que se habían granjeado la enemistad de bastante gente y eso a la larga les repercutió sobremanera. Cada vez tocaban menos en directo ya que cierto sector del País Vasco les vetaba sistemáticamente y, por otra parte, tenían que suspender otros debido a los problemas de salud de Iosu o Juanma a consecuencia de su adicción a la heroína. Por todo esto “Las Más Macabras de las Vidas” (Butoeskor, 1988) da un giro tanto en sus letras como en la música. Aquí los temas políticos son arrinconados por un ambiente más desolador donde la muerte, la desesperación y la destrucción son los pilares donde se sustenta el álbum; sus letras ya no tienen esa rabia y frustración de sus anteriores trabajos, aquí son más desoladoras y descarnadas, sólo hay que ver la portada del disco. Lo sorprendente de sus cambios sonoros -como, por ejemplo, un mayor uso de los teclados y sintetizadores- fue cosa suya, ya que este disco fue su primer y único álbum editado desde su propio sello.

Y esta variación musical lo dejan claro desde las primeras notas del disco con “Rock y violencia”, un grito contra el aborregamiento de la sociedad y que forma la cara más política del disco junto a “Pelos largos, caras enfermas”, en donde señalan directamente el diario Egin por censurarles en una entrevista. Pero como ya hemos dicho sobre todo el disco flota un ambiente tenebroso debido a temas como “Felices días de tu vida”, crónica de una vida corriente y moliente al que Eskorbuto le da su particular consejo “pégate un tiro en la sien, o tírate debajo de un tren”, o “Sangre”, donde si The Smiths cantaban que morir al lado tu amado era el modo más dulce de morir aunque fuera siendo atropellado por un autobús, para Eskorbuto no hay nada más bonito como dar la vida por la persona amada.

A pesar de su estado físico todavía daban muestra de gran calidad en sus temas. Así, a destacar la inicial “Rock y violencia”, la homónima “Las más macabras de las vidas”, tema con cierta retranca donde se ríen primero de sí mismos y después de cómo les ve la gente, y es que aunque ellos canten “Os presentamos con seguridad, esta nuestra peor canción, la deshonra nos persigue, no somos de fiar y es esa nuestra mejor virtud”, este es uno de los mejores temas del álbum. También destacan “La última pelea” y “Que corra la sangre”, temas conectados donde en el primero parece que el grupo está decidido a seguir adelante a pesar de todas las dificultades que tienen, y ese paso adelante lo dan en el segundo tema donde Iosu, con menciones a Miguel de Cervantes y Gustavo Adolfo Bécquer incluidas, ya dice que “ha llegado el momento de la última pelea, y aunque queramos quizás no podamos, pero sin duda lo vamos a intentar”.

El disco sería reeditado por primera vez en CD en 1992 por Matraka, dos años después volvería a reeditarlo Ohiuka y, en 2009, Guns of Brixton haría lo propio en una edición limitada en vinilo.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies