portada del disco Las Cruces / Sección Femenina

Con mucho más retraso del que hubieran querido las dos bandas por imponderables con quienes se iban a encargar de prensar el vinilo, Las CrucesSección Femenina vieron su disco de debut por fin en la calle en septiembre de 2014. A pesar de que tenían ya decidido costear a partes iguales ellos mismos la edición, recibieron respuesta positiva de Blondes Must Die tras enviarle a Paco Plan B, su responsable, los temas de los que disponían. El sello madrileño apostaba por ellos casi a la par que con Las Venas y Peluquería Canina, cuyos discos de debut salieron casi por las mismas fechas. Los dos grupos grabaron en los estudios Pandoras Vox de Madrid a finales de 2013, y de la tirada de más de 200 copias hicieron medio centenar con una portada especial diferente a la de cada grupo en la edición original.

Punk con tintes oscuros en ambos casos, pero algo más trepidante, con ganas de resultar "molón" y fresco en el caso de Las Cruces. Aires de los Alaska y los Pegamoides más tenebrosos, con las reverberaciones de bajo y guitarra suficientes para no sonar tan primitivos como Desechables, quizá. La voz de Violeta se erige en uno de los mejores alicientes, con el tono cortante y despiadado adecuado.

El arranque que es la intro de medio minuto "Supersida" parece prometer tensión y emoción en su velocidad. Si en "Asesinos de niños", probablemente el mejor corte, uno puede reconocer algo de la intensidad fría de Grupo Sub1, la secuencia de estribillos y explosión consiguiente comparte algo de la estructura de aquel "Me lo follo todo" de Isa y los Antihéroes.

Pero el sello exclusivamente personal, y además bien interesante, está garantizado en "Matarte" y "Navaja", esta última, con cuerpo de hit, por aquello de estar acompañada además por un videoclip. Resumen ambas el punto de electricidad oscura del punk de la banda,

Sección Femenina cifran una gran parte de su apuesta por un sonido que parece provenir de las cavernas. Imprimen a la voz y a las cuerdas un tono extraído del mismo averno. Recuerdan algo a Chiquita y Chatarra en su suciedad y en las voces femeninas amortiguadas.

Sólo tres temas, breves y con letras primitivas, simples: "Trabajo, trabajo / Trabajo, trabajo / A veces follo/ Trabajo, trabajo" dicen en "Ana", su último corte. Lo-fi extremo con los parámetros adecuados para los amantes del underground más crudo y sucio.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies