Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Las Calientes Noches del Barrio
portada del disco Las Calientes Noches del Barrio

El segundo larga duración de Los Coyotes supone un cambio de tercio no menos sorprendente que el anterior. No va a quedar prácticamente ni rastro del rockabilly de ecos rumberos (ese que posteriormente caracterizará a los grupos de Manu Chao, como Hot Pants o Mano Negra) y que habían bautizado como rumbabilly, como tampoco del mestizaje de estilos latinos con el pop y el rock.

En "Las Calientes Noches del Barrio" (DRO / Tres Cipreses, 1987) Los Coyotes, ya convertidos en un dúo formado por el inquieto Víctor Coyote y Fernando Gilabert, se reinventan para facturar una suerte de rumba, de rítmos muy marcados y acompañados de barnices electrónicos al más puro estilo Prince. Es decir, muy insinuantes y con una profunda carga erótica.

Todo ello ya está presente desde la propia portada, en la que aparece Víctor Coyote fotografiado por Alberto G. Alix como una especie de Prince de descampado de suburbio. Ya no digamos en las letras de las canciones, con títulos insinuantes como "La estación del amor", "Las calientes noches del barrio", o simplemente explícitas como "Muy macho, muy lanzado, muy caliente".

De los rockers de antaño ya sólo queda "El hijo del rocker" como título de canción que, por otra parte, va en la misma línea que el resto de composiciones del disco: la misma mezcla de estilos de siempre, pero presidida por la rumba, de ritmos muy marcados y la utilización de la electrónica.

La mayor parte de los fans del grupo no entendió demasiado este nuevo giro y Los Coyotes, que de nuevo se adelantan a su tiempo, vuelven a quedar en tierra de nadie. Por lo demás, sin ser un mal disco, en el que destacan canciones como "Razas" o, sobre todo, "Las calientes noches del barrio", resulta un tanto plano y repetitivo, cosa nada habitual, dada la mezcla de estilos que maneja normalmente Víctor Coyote en sus composiciones. De lo que no se les puede acusar, desde luego, es de acomodarse o de ser conformistas.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies