Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: La Vida Es Extraña y Rara
portada del disco La Vida Es Extraña y Rara

En 2011 Fernando Alfaro firma por primera vez un disco tan sólo con su nombre: “La Vida Es Extraña y Rara” (Marxophone, 2011). Un gran trabajo que ante todo supone un propósito firme de renacimiento. Siguiendo con su creencia firme en la autogestión, está vez Fernando Alfaro se asocia con Nacho Vegas y Raúl Fernández (Refree) para poner en marcha Marxophone, su propio sello. De la producción del disco se encarga el propio Raúl Fernández, y del diseño de portada Joaquín Gómez Gálvez, inspirada en un detalle de “La Estación de Perpiñán” (1965) de Dalí que muestra a un hombre que no se sabe si está en pleno ascenso o en caída libre.

El disco realmente es un viaje por cielos e infiernos que comienza con un sample de “El Ángel Exterminador” (Buñuel, 1962): “- ¿Cuánto tiempo llevamos aquí? - No lo sé. He perdido la cuenta”. “Extintor de infiernos” pone de manifiesto que estamos ante un gran disco, marcado por la intensidad, la sutileza y el intimismo turbio característico de Fernando Alfaro. Recordando la vida en un momento, su futilidad; despertando entre coches negros que recuerdan a féretros, Alfaro, casi lamentándose pone los pelos de punta con un certero: “Mirad cómo me agarro a mi cuerpo / Nunca sentí la vida como ahora que la pierdo”. La muerte y la vida en la misma balanza para construir una de las mejores composiciones no sólo del disco, sino de su carrera.

Después del shock inicial llega “Camisa hawaiana de fuerza”, un viaje del cielo al infierno en pocos pasos. Una composición cargada de ironía y humor insano. Los esquemas de ritmos pausados se mantienen con la dulzura de “Los héroes podridos”, un piano trae el clasicismo y las cuerdas la intensidad para una interpretación con aires trovadorescos. En "El dolor del miembro fantasma" aborda la ausencia y la falta de amor como amputación y dolor fantasma... “Hoy te echo tanto de menos como al dedo que se me amputó, hoy soy el dolor de mi dedo fantasma y no soy nada sino mi dolor”.

Teléfono de atropellados” comienza con ritmos alegres y juguetones para poco a poco desarrollar una atmósfera turbia y tormentosa, una historia cargada de simbolismo y humor... “Era un conductor borracho, era el amor borracho, era el amor ciego”. El tratamiento de las guitarras alcanza un nivel brillante con esos esquemas acústicos con cadencia bucólica. En “El último crooner santo, el último lobo” el ritmo pausado nos lleva directamente a los años 50. “Un viaje largo, largo” supone un cambio en las relaciones vitales: “Naceré, creceré, viajaré, aprenderé, sufriré, amaré y no moriré”. Una brillante composición que muestra a Alfaro como uno de los grandes compositores de este país. En los coros nos encontramos con Nacho Vegas.

También hay tiempo para el recuerdo de Chucho y del imaginario más macarra de Alfaro vía The Cramps (“Hijo de perra”) así como para las marchas tormentosas (“Himno del caminante kamikaze”) en este disco altamente recomendable que nos muestra a un Fernando Alfaro en estado de gracia.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies