portada del disco La Verdad

Después de la grabación de “Aún Hay Más” (Vale Music, 2002) Àlex abandonó la formación para emprender su propia carrera en solitario. Su sustituto saldrá también de la academia de Operación Triunfo. De su segunda edición para ser más concreto. Será el segundo expulsado del programa, Miguel Ángel Silva.

Debido al éxito de su primer disco, en este segundo álbum volvieron a fijarse como objetivo conquistar el verano. Para ello contaron en tareas de producción con los hermanos Soler. Su primer single dirigido a los chiringuitos veraniegos costeros fue “Hello my friends!” en dos versiones algo diferentes. Ambas incluidas en este disco. La primera cantada en castellano y la otra supuestamente en inglés. Éste último tema mejor lo olvidamos ya que la única diferencia es alguna estrofa cantada en el idioma de William Shakespeare. Lo peor no es esto sino que vuelvan a reincidir en ello en la olvidable tonadilla “Yo pido salsa”. Ya se sabe el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

En realidad lo peor del disco no es que mezclen de un modo bastante vergonzante el castellano y el inglés. Si sólo fuera eso. Lo peor de todo es la falta de originalidad en la propuesta, los temas verbeneros como los aquí presentes hay a millares, y la dificultad de distinguir una canción de otra. La dificultad de diferenciar a Fórmula Abierta de otros miles de grupos.

Al menos en el primero disco había una gran variedad de sonidos. Aquí lamentablemente la plana producción sólo consigue aumentar el aburrimiento a cada momento. De las letras mejor no hablamos, “las mujeres son como los merengues por mucho que lo intentes nunca las entiendes” cantan en “Todos iguales”, ¿Alguien ha intentado entender a un postre?.

Los temas que varían un poco del tono machacón del álbum, son las típicas y tópicas baladas aquí representadas en “Tengo un deseo” y “Te odio, te amo”; y los temas más dance-pop como “Amor para siempre” y una versión del grupo argentino El Símbolo, “Toda la noche”. Para completarlo repescan el tema del single en solitario de Miguel Ángel Silva con el que intentó, sin éxito, obtener una carrera discográfica en solitario, “Mi alma”. Que por cierto, es lo mejor del disco de largo.

El álbum fue un fracaso para lo que había sido su anterior lanzamiento, y comparado con sus compañeros de generación. El disco casi llegó a vender las cincuenta mil copias.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Raúl Alonso
Raúl Alonso
14 junio, 2011 at 11:28

Cuando vender 50.000 copias es un fracaso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies