portada del disco La Romántica Banda Local

Sin duda, el más completo trabajo de La Romántica Banda Local es este larga duración homónimo, que supuso en su tiempo una verdadera revolución, ya que no se parecía a casi nadie –tal vez, solamente, a Vainica Doble- de lo que se podía oír en esos momentos. El uso de instrumentos como el violín y la flauta junto al bajo y la batería, la particular forma de cantar de Carlos Faraco y las guitarras de Jorge Mariano, que compaginaba sin problema las seis cuerdas españolas con las metálicas de la eléctrica, pasando por su sonido preferido, el de la guitarra acústica, conformaban un sonido mágico, que convertía en cuento de hadas las historias diarias.

Abre el LP "Introducción", que es una invitación a adentrarnos en el particular mundo de LRBL.

"Dos años, dos" convierte en épica bien arropada de guitarra española y flauta, los sueños cotidianos de una pareja que se casó dos años atrás, que carece de descendencia y empieza a notar las primeras grietas en su aburrida vida en común. La misma línea íntima recorre "Ana, el otoño", con una labor importante del triste violín, metáforas que firmaría cualquier poeta laureado y una historia de amor perdido.

Si existiese un museo de la música española, "El bus" debería ocupar un lugar en la vitrina principal. Un tema sin desperdicio, una letra llena de ternura y un acompañamiento musical y coral impecable. Escúchalo, es lo mejor que puedo escribir de él.

Junto a "El bus", "No me gusta el rock" fue el otro tema promocionado del LP. La canción y su comentario puedes escucharlo y leerlo en el single correspondiente.

"No hay un cambio" es otra de las canciones destacables. Llena de ironía musical con cambios de ritmo e instrumentación que mantienen atento y sorprendido al oyente, esperando siempre la sorpresa. Letra hecha a retazos, a veces incomprensible, muy en la línea de las composiciones de Fernando Luna.

Otro de los temas imprescindibles es "Cruzando Atocha", su producción más madrileña y una de las que su gente siempre les demandaba en sus actuaciones en vivo. Un viaje sin prisa en coche por la capital madrileña y un aire a Simon & Garfunkel muy de agradecer. Ritmo alegre, guitarras juguetonas y la voz melancólica de quien acude a una cita rutinaria y se distrae con los pormenores del complejo tráfico del centro de Madrid.

La Romántica Banda Local demostró con este trabajo que el pop alternativo podía vender muchos miles de discos, que se podían abrir nuevos caminos a la producción musical y anunció la inminente llegada de los desinhibidos grupos de La Movida Madrileña.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario jesus sm
jesus sm
11 noviembre, 2009 at 00:13

Creo que la RBL fue lo más parecido que tuvimos en Madrid a Sisa. Mezclaban sin reparos pop mágico, pasodobles, estructuras de corte progresivo, folk desde una óptica tierna y castiza/ no rancia. Nunca les vi, pero el tandem Luna/Faraco es la cumbre del tardohippismo del foro. Lástima de tercer LP inédito… ¿No llegaron a grabar nada? ¿Es posible que esas cintas vieran un día la luz?

foto del usuario Julián Molero
Julián Molero
11 noviembre, 2009 at 11:29

Hace poco me pidieron que diera la lista de los 10 mejores discos españoles de la historia e incluí éste. RBL me parecen simplemente geniales.
La CFE desapareció hace tiempo y sus archivos posiblemente se perdieran. Si hubiesen existido, posiblemente estarían ya publicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies