portada del disco La Reina del Muelle

De "En el Club" (DRO, 1989) salieron tres sencillos. Además de "Quiero Regresar" (DRO, 1989) y "La Chica de Mel" (DRO, 1990), este disco posibilitó presentar de forma separada "La reina del muelle" y "Basta ya".

Precisamente para ambientar la primera de ellas, el grupo se dejó fotografiar junto a un muelle para la portada. Recogen en esta entrega todos los parámetros con los que se elaboró la frescura y energía del LP: órgano endiablado, coros siempre participativos y sentimiento casi de sesión de blues de alambique en los arranques de Álex... Componen con "La reina de muelle" una auténtica épica de la mujer de rompe y rasga, dueña y señora de los bajos fondos, de los tugurios y oscuros cafés donde ella canta y la gente se pinta de carbón para la cara para cambiar de color.

Pero a pesar de la innegable pegada de la primera cara, yo me quedo con el corte de la segunda. Tiene de todo; son muchos temas juntos a la vez. Uno es el que lleva el órgano de Elena de la mano y discurre sinuoso, electrizante, en la que es a mi juicio, uno de los mejores momentos de todo el legado de Los Flechazos. Sin embargo para de golpe, se detiene la música y al desgarro de Álex sólo acompañan jaleando unos coros de pandilla. Niños blancos haciendo de negros de barriada complicada quizás. Como aquello del "I am black and I am proud" que contaban en "The Commitments" (1991) de Alan Parker.

De los sencillos de tener en casa obligtoriamente.

Compartir

1 2

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *