portada del disco La Primera Vez

El primer trabajo de Cuerpo Astral llega de la mano del sello ferrolano Ferror. Un original sobre sorpresa con un tazo USB en edición limitada y numerada de cien copias, “ya habíamos hecho cosas así, nos encantan las serie limitadas y que a cada persona le toque una cosa diferente. Somos muy de personalizarlo y de tunearlo con amor y picardía. Queríamos jugar con la idea de oráculo, y con repartir pequeños amuletos espaciales y humildes cargados de power. Sí, somos excéntricas y originales, qué se la va hacer.  ¿Porqué en USB? El USB es la puerta del presente, nos gusta que nos pinchen en la tele, en el coche, que se nos pinchen por la vena. Como dice Jessi Bulbo ‘llegaré hasta tu casa ya lo verás, así que salvar tus discos ya no podrás’”.

En el sobre nos encontramos piedras o conchas de la Costa Ártabra, fruto de la erosión de cordilleras oceánicas; una tarjeta con tu álter ego en un personaje fantástico, una puntilla de las enaguas de nuestras mejores cupletistas del siglo pasado, una canica con el elemento agua de un planeta bastante lejano (años luz arriba o abajo), un gargarismo con tu número dentro de la serie limitada de 100 ejemplares, una rama de romero bendecida por Nuestra Señora del Pico Sacro en la última alienación de planetas pares, una pegatina de Ferror Records –“discográfica de la tierra que apuesta por nosotras”- y lo más importante, un tazo USB de 1GB que contiene: el LP en formato .wav y .mp3, los créditos y letras en formato .pdf y el videoclip de “Todo es malo”.

En su música aunque predomina la electrónica fusionan todo tipo de estilos: copla, folk, hip hop, pop, reggaetón… incluso en directo tienen una puesta en escena de teatro, cabaret… Ellas hablan de 100g de electrónica, 62 g de folklores varios, 8g de sabrosura tropical, 40g de hip hop y un toque de reggaetón ilustrado.

Cuerpo Astral muestran un imaginario particular y un humor personal muy presente en casi todos los temas. Nos encontramos con cortes armados a base de originalidad –“Me sale doblado”-, con críticas al turismo 2.0 –“Monumento”… “quiero hacerme una foto en el monumento / voy a salir contigo siempre sonriendo /  represento el movimiento del momento / foto foto foto monumento”- y con visiones catastrofistas (o muy realistas) a ritmo de cumbia de los tiempos que nos tocan vivir: metales pesados, aditivos, tintes, radiaciones wifi y ultravioleta…  “Todo es malo”… “campos electromagnéticos me dejan tieso / desconfío de los aviones que van por el cielo / aunque no parezca, lo noto en su mirada, monsanto, me quiere matar”.

También hay tiempo para identificar a las personas que van de normales pero son espaciales –“Eres espacial”- y para dejar claro su gusto por la copla 2.0 con bases electrónicas y ritmo hip hop –“Maja y condesa”-. El hit del disco llega al final, “Rave en el Pico Sacro”, electrónica downtempo incisiva y una melodía que se cuela en tu cerebro sin querer, pero que no te suelta.

Un grupo realmente original, con una propuesta única que hará las delicias de cualquier fan de Hidrogenesse o Chico y Chica.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies