Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: La Primera Maqueta
portada del disco La Primera Maqueta

Nosoträsh -al principio sin la diéresis- nació en Gijón en 1994de la unión de varias amigas, cuando en una noche de fiesta se decidieron a crear un grupo musical. Emergió así una formación que daría al pop español frescura y grandes canciones. Natalia ejercería de vocalista; Bea y Montse de guitarristas y de coristas; Eugenia tomaría las riendas del bajo y Cova -antigua integrante de Penélope Trip- se encagaría de la batería. Cova y Montse, que había formado parte de La Posada de Morgan, eran las únicas con experiencia musical.

En abril de 1995 se metieron en el estudio para grabar su primera maqueta. Pedro Vigil remezcló los cinco temas que la componen y Xavier Alarcón se encargó de la remasterización. El sello Elefant publicó el resultado 17 años después.

Voy a aterrizar” se convirtió en el primer éxito del grupo. Canción irresistible para quienes por defecto de marca amamos los parapapapás (y seguramente también para quienes no tienen esta enfermedad), está dedicada a la pionera Amelia Earheart, la primera mujer que cruzó en avión el Atlántico, y que en 1937 desapareció en el Pacífico. Todo el encanto naif de Nosoträsh lucía en esta pieza, que la banda entregaba también en una versión alternativa, “Vojtyla mix”, iniciada con un sample de “Can't you feel it”, de The Jacksons.

“Marie Lu” es puro pop barnizado con una capa de noise, mientras que “La felicidad es un alegre ritmo moderno” juega con el nihilismo del punk. Ambos temas están escritos en inglés, lo que demuestra que las asturianas estaban en proceso de búsqueda de un lenguaje propio en el que expresarse.

“La Clak (de Famobil)”, otra de las grandes canciones del disco, anticipaba a las Nosoträsh más logradas, con su capacidad para plasmar el universo femenino, a medio camino entre la mordacidad y la inocencia (“Me hace pensar / quizás Dios es una mujer”, cantan), y su habilidad para componer melodías dulces y definitivas.

Con la primera maqueta, el grupo consiguió alcanzar la final del premio para nuevos valores que concedía la revista Rock de Lux, y tocó en Barcelona junto a otros cuatro aspirantes. Las asturianas afrontaron el reto con dificultades -no tenían instrumentos suficientes; hubo que buscar sustituto para Bea-, pero consiguieron ganar el concurso. El premio, nada más y nada menos, fue la grabación de su primer álbum con la discográfica RCA.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies