portada del disco La Pasión

Luz logra desmarcarse de la tendencia rutinaria que empezaba a adquirir su obra en los últimos años y lo hace con un género al que le debe bastante, el bolero, en un álbum de versiones de viejos clásicos latinoamericanos de los 40, 50 y 60; algunos bien conocidos -“Historia de un amor”, “No, no y no”- y otros que no tanto. Se encarga la producción a Renaud Letang (Jane Birkin, Feist), quien consigue darle un gusto completamente clásico que deja, como debe ser, en un primerísimo plano la voz de la artista.

El álbum se trata de un deleite personal, lleno de respeto y sin salidas de tono que pudieran desvirtuar la imagen del gran cuadro. Todo el álbum tiene el mismo corte sin que llegue a pesar. Luz canta cómoda, transmitiendo gran serenidad incluso en los momentos turbulentos.

Lamentablemente, su promoción se vio truncada debido a la aparición de un nuevo tumor y el consiguiente tratamiento posterior, produciéndose un largo hiato en las apariciones públicas de la artista.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies