portada del disco La Mafia del Baile

Para el debut con Hispavox, Los Trogloditas habían reunido un buen puñado de canciones, por lo que llegaron a barajar la idea de editar un disco doble, de carácter conceptual.

Finalmente, la idea es desechada por razones de todo tipo, especialmente económicas, así que seleccionan quince , fijando como criterio su dureza, especialmente en las letras: De entrada, no hay que parecer más flojos, las susceptibilidades están ahí, pues siempre que un grupo pasa a una discográfica más potente,sobrevuela la acusación de vendidos y de blandos .

La promoción, envuelta en todo tipo de polémicas (postura ante las drogas, fotos de portada e interior en una armería) ya da idea de la necesidad de la banda de evitar esas acusaciones, y el esfuerzo por hacerlo.

Algunas de las canciones, además, son ciertamente duras, no eluden entrar en discusiones y polémicas.

Así, cantan contra el servicio militar obligatorio, en "El país te necesita", las discográficas y el mundillo musical en "Himno de prostitutas", o la ola de supuesta e impostada autenticidad que recorre el rock patrio en "Chanel, Cocaina y D. Perignon".

Asimismo "Bajo banderas", primera canción de la primera cara, una canción de aires vaqueros (por la vía spaghetti western) y forajidos, no deja lugar a dudas, con su letra cruda, explícita y violenta, de por donde van los tiros (nunca mejor dicho).

Por lo demás, se trata de una colección de canciones un tanto irregular, tocadas de nuevo a toda velocidad, como es marca de la casa, y en la que Sabino  aporta todas menos tres, que son letras del propio Loquillo  musicadas por Ricard Puigdomenech: "Leyenda", homenaje al fotógrafo barcelones mod Flowers, la flojísima "Código de honor" y, sobre todo, "Chanel, Cocaína y D. Perignon", un country/swing que se convierte en el sencilllo estrella de este disco, y el que catapulta sus ventas, que no terminaban de despegar, dejándolo a las puertas del disco de oro.

Por lo demás, contiene buenas canciones como la rockera "Carne para Linda", el ska de "Faraón" , el estallido de "Fin de semana" y, sobre todas, la nostálgica "Las sombras del autocine" y la sensacional "Rock suave", una de las mejores del repertorio troglodita, al lado de temas menores como "La calle donde vive" (una primera aproximación al estilo crooner) "Supersónica", "La mafia del baile", "Ahí vienen los jets" o la citada "Código de honor".

Los Trogloditas, en todo caso, empiezan a ser una banda muy difícil de encasillar en un estilo, lo que despista a sus seguidores más rockers.

Compartir

1 2 3 5

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies