Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: La Huella Sonora
portada del disco La Huella Sonora

Tras “Raíces al Viento” (BMG / Ariola, 1995), el siguiente capítulo en la historia de Juan Perro sería “La Huella Sonora” (BMG / Ariola, 1997), acompañado de su habitual equipo -Moisés Porro, Javier Colina, John Parsons- y en el que redoblaba la apuesta por los ritmos caribeños, aunque con un talante más rockero que el de la primera entrega.

El viaje sonoro que propone Auserón vuelve a ofrecer momentos excelsos. Brillante desde la intro de contrabajo de Colina, “El ala rota” remite de algún modo a “Corazón de tiza”, de Radio Futura. La interpretación contenida y casi susurrante de Auserón se desmarca aquí del resto del álbum.

Señora del mar” es otra maravilla que se paladea desde la primera escucha, otro autorretrato certero  del bohemio errante: “Nunca se acuesta en el mismo lecho / mi ánima inquieta y crepuscular / y aunque termine siempre maltrecho / soy fiel al techo de amar”.

Hay también espacio en el álbum para el blues más latino -“Obstinado en mi error”-, para retratar la ley de la feria -“La verbena”- o para homenajear al maravilloso y viejo aparato - “Historia de la radio”-.

La noche de fuego”, según el autor inspirada en “unos días psicodélicos” en la isla de Menorca, fue escrita quince años antes de la publicación del disco. Radio Futura la tocó en algunos directos, aunque no cuajó. Consciente del potencial de la letra, Auserón decidió recuperarla: “Voy buscando un arroyo / que apague la marea de fuego / pero el ruido del mar me retiene / en un rincón de la playa”.

Cierra el disco la mejor canción del repertorio (y no es fácil elegir), “El agua de los ríos”, una delicadeza que pretende diferenciar entre el amor y el cortejo: “Hazme caso, no pretendas / que me ponga yo en los ojos una venda / si ese juego caprichoso es amor / para andar así jugando, soy mayor”.

Con “La Huella Sonora”, como indicaba ya en el título, Auserón continuaba buceando en la tradición latina y sus escarceos con el rock, y caminaba cada vez con paso más firme bajo el traje de Juan Perro.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies