Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: La Fuerza de los Débiles
portada del disco La Fuerza de los Débiles

En su último disco, "La Fuerza de los Débiles" (GASA, 1996), producido por Suso Saiz, el grupo da un golpe de timón y cambian totalmente de sonido. Recogen las influencias de las corrientes internacionales del momento que van desde el llamado trip-hop que llega vía Bristol (Portishead, Massive Attack, Tricky), el post-rock americano (Tortoise, Lamchop) y la electrónica moderna de gente como Everything But the Girl o Björk. Apuestan por vestir con ropa actual su particular forma de andar en la música.

Es un disco irregular. Muy alejado de su clasicismo pop, salvo temas como "Estoy esperando a mi amor", "El sabor de apoyo aire" o "En algún desierto". Se trata de un trabajo que necesita de más de dos y de tres vueltas para captar tu atención.

"Muertos" y "Plaza Callao" recuerda a las cadencias cinematográficas de los Portishead vestidos para una gala de medianoche. "En medio del retiro" es pop experimental. "Atándome" es una versión muy particular de "I'll come running" del rey de la música ambiental, Brian Eno, de 1975.

Pablo Guerrero es quien escribe la letra del tema que da título al disco "La fuerza de los débiles": “Hoy ha sido un día más / en el sitio equivocado / buscando en el recuerdo /sin encontrar el porqué. / Ayer murió alguien / de sobredosis de amor / seguro que fue aquí cerca / y que nadie se enteró.” Aunque la mayor parte de los textos siguen siendo de Alfonso Pérez, de quien se nota más la mano es del productor y colaborador en parte de la composición, Suso Saiz, suya es la programación: loops, scracht e hipnotics.

Resultan más brillantes en canciones como "Un instante" ("déjame tenerte un instante / que escriba un libro en un segundo / o que mientras cierres los ojos / te diga mil veces te quiero") o en "En algún desierto"

Las canciones "hablan de amor y de desamor, y sobre todo denuncian la incomunicación que vivimos en nuestros días”, decía Cristina. La iconografía grafica del disco, advierte del cambio de rumbo del grupo y se percibe esta voluntad de retratar la incomunicación postmoderna. En la portada un chico de mirada dura en un extrarradio de Budapest, en el interior repleto de fotos similares de personas caminado en las calles.

En definitiva, un álbum que si bien sus intenciones fueron muy loables, se adentró en terrenos resbaladizos y difíciles de adaptar a la singularidad de las cadencias “esclarecidas” habituales, sin alcanzar ni de lejos las cumbres de "Dragón Negro" (GASA, 1994) o de "De Espaldas a Ti" (GASA, 1989).

Compartir

1 2 3 4

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies