portada del disco La Fiesta de Blas

Serán las siestas, la solanera o la sangría; pero lo cierto es que el verano te hace ser menos selectivo y mucho más olvidadizo. Sólo así puede entenderse que una canción con la misma estructura, instrumentación y una melodía con bastantes similitudes con la “Eva María” del año anterior pueda encumbrarse de nuevo a la cúspide del hit parade durante dos semanas, volver a ser canción del verano y vender la tira de sencillos.

“La fiesta de Blas” es la consecuencia lógica del triunfo del verano anterior y el último gran éxito de Fórmula V. Por el otro lado “La gran ciudad” es un tema aceptable que cae en los tópicos de la estresante ciudad y su difícil relación con el individuo. Un filosófico asunto pasado por el tamiz de Fórmula V que no deja de tener su guasa. Parece que el disco estuviera pensado para escuchar su cara A durante las vacaciones estivales y la cara B en la vuelta al curro y a la mala leche cotidiana.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies