Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: La Casa de San Jamás
portada del disco La Casa de San Jamás

Tras el desconcertante "Cosmonauta" (Acción, 1971), Aguaviva vuelve por sus fueros y recobra unas formas más heterodoxas con este LP en el que el grupo nos invita a conocer la particular casa de San Jamás. No es poco significativo que a las habituales carátulas en blanco y negro, se oponga esta vez un dibujo pleno de colores. Y esto para Aguaviva, que cuida al máximo todos los detalles, es una auténtica declaración de principios.

El álbum se inicia con una pieza orquestal de más de tres minutos de duración, "Llegando", tema de vocación cinematográfica que va a evolucionar hacia el jazz merced a un piano sugerente. Después una histriónica voz, posiblemente la de un viejo gnomo de los bosques, nos franquea la puerta de la casa de San Jamás, un lugar idílico donde se recoge la basura con cucharas de plata y en el que nunca se cierran las puertas.

A partir de ahí se desarrollan las diez canciones que conforman realmente el LP, en el que el grupo nos muestra su cara más esperanzada y amable, un tanto alejada de los agrios motivos de protesta socio-bélica-económica que denunciaban en anteriores discos. Sin salir de la cara A nos vamos a encontrar la inconfundible voz de la poetisa Gloria Fuertes, que recita su propia letra, "La canción de la que no quería mentir", en la que justifica esas pequeñas y grandes mentiras que todos deslizamos para hacer más llevaderas nuestras vidas. "La canción del justo" exhala un cierto aire de pureza e incorruptibilidad, resultando un canto a la esperanza.

Guitarras acústicas, panderetas y un aroma country folk para la "Canción del hombre libre". Un recitado infantil da pie a una canción de concordia, "La canción del niño que quería ir a la luna". Estas son algunas de las más destacables de este álbum con unos Aguaviva que parece querer volver a sus orígenes estéticos.

También la protesta social, que es santo y seña del grupo, tiene su lugar en la "Canción del pescador" y su estribillo: "tengo las redes llenas, las manos vacías / las redes son del amo; las manos, mías". La mayor parte de los temas están compuestas por miembros del grupo en colaboración con Manolo Díaz, que en este disco comparte tareas de producción con Pepe Nieto, que a partir de este LP va a dirigir musicalmente al grupo.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies