portada del disco La Araña

Ya a mediados de los 90, nos encontramos con un periodo complicado en la carrera del grupo. Probablemente por miedo a estancarse, los navarros intentan darle de nuevo otro sonido a la banda; pero esta vez no tendrían el éxito y el reconocimiento que tuvieron con “Rojo” (Polygram, 1988).

No obstante, yo saldré en su defensa. En absoluto es un disco que pueda considerarse malo ni mediocre, ni siquiera que fuera más blando que los anteriores; tal vez no se entendieron las intenciones debidamente, y eso pasó factura. Además el disco vino tras los grandes éxitos comerciales del grupo, y las comparaciones son odiosas a la par que inevitables; quizás los más críticos simplemente buscaban otra cosa en ese momento.

No hay duda de que el disco tiene en su haber muchas horas de estudio; las guitarras suenan muy compactas, el tratamiento de las voces las vuelven sólidas; todo conforma una estructura de hormigón armado, un bastión de acero. ¿Alguien puede decir que el bajo inicial de Drogas en “Difícil” es un bajo mal grabado o que sea una línea mal dibujada?

Canciones como “La araña”, “Empieza a vibrar” o “Problemas” están pulidas a conciencia, técnicamente son precisas y su planteamiento es serio, sudado y concienzudo.

No obstante, pese a llegar al disco de oro ,las ventas bajaron. El público, sea por el motivo que fuere, es siempre soberano y el bajón se reflejaría más adelante en algún disco poco afortunado.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies