portada del disco Juana Chicharro

Tardó en salir un disco de Juana Chicharro, el Torbellino Marbellí. Tardó en grabarse, y una vez grabado tardó en salir a la calle. Es lo que tiene que los miembros del grupo, la propia Juana  a la cabeza, anden tan pluriempleados en diferentes bandas. De hecho lo de la vena flamenca lo tienen como divertimento y la cosa avanza a pequeños empujones.

Los que dieron para que este trabajo se gestase datan de junio de 2010, cuando se juntaron en los estudios DGR Sónica de Madrid, a cargo de Krater (Ginferno). Las sesiones fueron de toma única sin demasiadas complicaciones. La dama en estado puro decían.

Para la edición, que se retrasó un año, contaron con Nicolás (Capitán Entresijos), batería eventual de la banda, y su sello Producciones Esporádicas.

Y es que probablemente no pueda ser de otra manera la de exponer al gran público esto de canciones en clave punk-rock, rock oscuro y sucio en formato de aparente flamenco-copla. No se trata de emular a Martirio, Veneno, Pata Negra u otros proyectos con raíces más genuinas en el mundo del duende, pero vaya por delante que las formas, especialmente las de la misma voz de Joana, pueden llegar a sorprender a más de un incrédulo. Y como muestra, el espectacular comienzo del "Fuego fatuo" de Manuel de Falla.

Se agradece el esfuerzo de ambientación. Desde las letras, adaptando temas de ZZ Top, Gories, J. Stingray y demás a la pretendida realidad social del poblado gitano, las drogas, las fogatas de cartones, hasta la presentación del cartonaje. Las fotos del disco (y las que se pueden contemplar de la sesión completa que les hiciera Manuel Calonje por el Puente de Vallecas de Madrid) no tienen precio. Los bloques-colmena que sirven de fondo al grupo y a una Juana, toda expresividad con las manos, son acertadísimos.

De igual forma, la estética del 10" merece una mención aparte. Calcada a la de una folklórica de pro, con el correspondiente Made in Spain, la certificación de alta fidelidad para la grabación y el aviso de tener la opción de la musicassette son ingeniosos.

En lo musical, el disco no es fácil. Juana puede llevar su garganta desde el quejío más profundo hasta el taladro de tímpano propio de grupo punk oscuro sin solución de continuidad. "Dejad de chutaros" es ejemplo de esa coexistencia de fases.

El caso es que no hay acercamiento total en cómo suenan al flamenco casi ni en los contados casos en los que tiran de rumba-copla-desde-la-entrepierna ("Que me coma el tigre") o cuando se fijan en Veneno ("Los Delincuentes"). Lo que realmente paladeas es psychobilly oscuro, garage o acercamientos rock-blues. En este último palo encuadraría yo a "En la Celsa", la versión de los Gories.

La ya mencionada "Dejad de chutaros" y "El bulevar", muy lograda también, son sus dos temas propios. Las letras siguen al nivel sobresaliente de las adaptaciones: "Dejad ya de chutaros, vais a morir en un descampado", "Le prendo fuego a unos cartones, que se consumen como mis ilusiones".

Tiene la dosis justa de ingenio y de implicación en la parodia para que resulte creíble. La Juana merece una segunda oportunidad, sobre todo porque dicen tener más material disponible.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies