Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Ismael en España
portada del disco Ismael en España

Hermanando poesía contemporánea y canción, Ismael afronta su particular revisión de nuestros poetas del siglo XX. Pone escuetas músicas, lo justo para envolver cada poesía en tenue gasa, a Miguel Hernández: “Vientos del pueblo”, Alberti: “Creemos el hombre nuevo”, Salinas: “Si me llamaras”, Juan Ramón Jiménez: “Mañana de la cruz”, Unamuno: “Castilla”, Gerardo Diego: “Río Duero”, Pablo Neruda: “El monte y el rio”, Gabriel Celaya: “A solas soy alguien”, etc.

Una obra forzosamente sensitiva y minoritaria que hallará acomodo en un pequeño sello discográfico. Pero no es una obra menor ni mucho menos. Tampoco está hecha con pocos medios. Basta con escuchar la canción que se publicó como estrella: “Creemos el hombre nuevo” en la que escuchamos a Ismael arropado por orquesta y coros. Este mismo poema con arreglos no demasiado distintos serviría a Aguaviva para apuntarse uno de los mayores triunfos de su carrera.

A ritmo de zamba se desarrolla la poesía del chileno Neruda a la que el cantante le coge con un cierto forzamiento el aire geográfico. Para musicar a Celaya, Ismael tira del castizo schotis, convirtiendo un adusto poema en auténtica fiesta con sabor a agua de cebada.

Al más místico Juan Ramón, lo envuelve en violines clásicos que dan paso a una marcha folclórica en un trabajo de complejidad importante con el que Ismael Peña se luce sobre todo como arreglista para ilustrar esas cruces de Mayo que antes cantaban los más destacados poetas.

A Pedro Salinas le da un aire de lo más serratiano con balumba orquestal y dicción a medio camino entre el canto y la declamación. Música barroca para decir “Muerto de amor” de José García Nieto con juegos vocales sacros

Con Unamuno regresa a sus primeros discos y canta su “Castilla” con acompañamientos de hierros de fragua y rasgueo simple de guitarras como principales características.

Finalmente apuntar que los “Vientos del pueblo” cantada con la música de Ismael poco tienen que ver (aunque evidentemente es la misma letra) con la lectura que Los Lobos hicieron del inmortal poema de Miguel Hernández.

En fin, un disco redondo más allá de su forma. Pocas veces se trató la poesía contemporánea española con tanto respeto, con tanto gusto y con tanta variedad de registros.

 

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies