portada del disco Ira Popular

Tras su debut en vinilo con el recopilatorio "Viva Canarias Libre de Cualquier Estado" (Fobia / Alternativa: g.d.p., 1993), en el que aparecían junto a Potaje de Perros, Garrote Vil y Malformaciones Kongénitas, A.S.C.O. se atreven con el disco en solitario dos años después. Lo graban en los estudios Greenland de Tenerife, donde tampoco tenían excesiva experiencia previa de trabajar con grupos de punk y en unas sesiones que resultaron, por lo que comentaban, un poco apresuradas.

Aún así, este "Ira Popular" sirve perfectamente para mostrar sus maneras reivindicativas y críticas, articuladas en canciones con mucho más empaque que las que dejaron registradas en el recopilatorio de debut antes mencionado, del que recuperan, debidamente regrabadas, tanto el "Insumisión total" como "Okupa!". También se rescataba de una maqueta previa el tema "Matricidio".

Punk rock correoso, que no tiene problema en derivar en aires skatalíticos en varias ocasiones (como "Ciudades flotantes", "En la barra", "Liberación animal"), en hardcore con letras recitadas a mil por hora (la antes mecionada "Liberación animal", "Guanches", "De la sartén al fuego", "Mundo de colores" o "Mil caras") o con las mismas maneras que tuvo el género desde los 80.

El abanico cubierto en la protesta es amplio, y va desde las cuestiones habituales de okupación, insumisión al ejército, el maltrato animal, el apoyo a la lucha guerrillera zapatista ... Los objetivos más locales, encuadrados en la realidad canaria se tratan principalmente en "Ciudades flotantes" (alegato contra la explotación turística de las islas), "Guanches" (recordatorio de la conquista castellana de espada, cruz y fusiles contra las piedras de los pobladores originarios, que termina con aires de baile y músicas indígenas) y las amenazas de atacar al mismo Cabildo vertidas desde el bar en "En la barra". Recuerda esta última a los primeros Kortatu o a Korroskada.

Emplean en muchas ocasiones la fórmula de unos coros que repiten decididos y enérgicos el estribillo de la voz principal, y no dudan para ello en aceptar colaboraciones externas, como las de las voces femeninas de "De la sartén al fuego" (una de ellas pertenece a Ani, bajista de Om tiempo después y corresponsable con Carlos, cantante de A.S.C.O., del sello Tagrawla con el que autoeditaban sus trabajos los tinerfeños).

Aun teniendo en Foncho, el bajista, un convencido seguidor del rock duro, no tienen problema en parodiar el heavy rock en su "Metal power", en la que no es difícil ver las mismas ganas de burla que en su momento pusieron en composiciones similares Tijuana in Blue o H.H.H. .

Mil son las caras que dice presentar el enemigo, el fascismo, contra el que se pide acción directa. Se habla de sexismo, capital, racismo y en definitiva toda autoridad... "Mil caras" contiene todo en su letra y música para ser un buen ejemplo canónico de punk. El mensaje antifascista tiene su capítulo dos precisamente en el tema que va a continuación: "Mundo de colores".

El disco se cierra con la versión de Ultimatum ("Sacrilegio") y la mezcla de punk-hardcore-ska de "Vida de lotería", que ejemplifica a la perfección la combinación de sonidos que trabajan los canarios.

Un trabajo de lo más completo que en su reedición para el mercado mexicano incluyó como extras temas maquetas previas.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies