foto del grupo Inoxidable

Nueva entrega en directo, esta vez desde el Bilborock, un edificio de estilo barroco habilitado en la capital vizcaína desde precisamente el mismo año en que M.C.D. graban su directo, 1997, para actuaciones en directo. La banda lo lanza al mercado diez años después del disco “Bilboko Gaztetxean” (Discos Suicidas, 1987), actuación con la que se produjo el debut del grupo en un disco para ellos solos. También fueron diez los años que separaron a “En Directo” (Oihuka, 1988) de “La Polla en Turecto” (Gor, 1998), los dos discos grabados en directo por La Polla Records. Y como en el caso de los de Salvatierra, también M.C.D. encaró la grabación de este disco como una segunda oportunidad con la que mejorar las deficiencias en el sonido presentes en el primero.

Producido por Luis A. Ruiz, la portada nos muestra a un crío apoyado sobre una cuchilla de afeitar de gran tamaño en el que aparece grabado el título del disco. La edición comercializada en Sudamérica contenía algún tema más que la que salió en el mercado español.

Cinco temas del primer disco, cuatro del “Jódete” (Basati, 1988), cinco de “De Ningún Sitio a Ninguna Parte” (Discos Suicidas, 1991) y cuatro de “Asako Pako!” (Gor, 1995). El trabajo lo completa el tema del Athletic de Bilbao, y el que resulta una canción inédita, no recogida en ningún trabajo anterior “Como a nadie le importa”.

Comienza el disco con “Desafinando”, en la que la banda parece calentar motores entonándose con los riffs iniciales de “No más punkies muertos”, tema clásico de la banda, con el que precisamente abrieron “Bilboko Gaztetxean” (Discos Suicidas, 1987), y que por alguna razón, condenaron a este simulacro de intro.

La banda ciertamente factura un directo de calidad, presentando en sociedad a Tonino, ex-cantante de Putakaska, que sustituirá de forma permanente a Rokan. Además, se rodea de buenos colaboradores para la grabación, como son Evaristo, cantante de La Polla Records y Manolo Kabezabolo, cantautor punk. Con el primero ejecutan “Vomitaré”, en un gran número. Parece el tema ideal para Evaristo, que le da el tono de rabia adecuado a la hora de cantar eso de “Bilbao es una puta …”. Por otro lado, la elección de “Entre borrachos” para el cameo con el maño es ideal, dado el timbre de voz arrastrado de éste último. La colaboración en la que es una versión bastarda de “My way” al modo como lo cantaba Sid Vicious, pareció resultar, porque la repitieron en otras ocasiones.

Pero no fueron esas las únicas colaboraciones; la banda contó también con el apoyo de todo Parabellum, Norton (de EH Sukarra) e Iñigo y Auo (de Etsaiak).

Los temas son bastante fieles a sus versiones en estudio, con alguna excepción, como la de “Viva Zapata”, desprovista en este álbum del aire de corrido que tiene en “Asako Pako!”.

Compartir

1 2

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario maik
maik
1 noviembre, 2010 at 13:58

Mu grande este tb!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies