portada del disco Incendiario

Cerradas las etapas de edición con el País Vasco (Discos Suicidas) y con Madrid (Potencial Hardcore, Working Class Records), Guerrilla Urbana se apoya en el sello canario Los 80 Pasan Factura para su nueva entrega. Recuperado Cuervo para las baquetas tras una breve pausa, se hace uso asimismo de un diseño de Zurda para los carteles de la primera época del grupo como portada. Joven a punto de arrojar un cóctel Molotov, a tono con el ideario y la actitud que ha mantenido constante la banda desde los comienzos.

Grabación, mezcla y masterización se hicieron también en casa, en concreto en los estudios Multitrak de Tenerife, donde trabajaron con Aitor Méndez desde el 21 de abril hasta el 3 de mayo de 2008, y como ocurrió en otras ocasiones, también contaron con material prestado, en concreto los amplis.

"El hijo enganchado, la niña preñada / Mas nada conmueve a la cerda borracha / Aunque en su casa no coman caliente / La crisis del Barça es el tema candente", denuncian de entrada en su "Doctores del fúrbol". La misma canción del pollino de siempre, la que igualmente cantaba La Polla Records con aquel "Gol en el campo". Pero claro, si de rebuznos tratamos, a destacar el que incluyen los canarios como proclama final del suicida dispuesto a acabar con su vida arrojándose desde el Puente Galcerán de Santa Cruz de Tenerife.

Enganchados a los requiebros y arabescos de Zurda a la hora de escribir sus letras, Guerrilla Urbana descarga toda su rabia de "currantes" contras las clases dirigentes, directivos y contratistas ("Comiendo los mocos", "La horda va bien", "Empala al contratista"), el olor a alcanfor franquista ("Coplilla del hijo puta en su lecho mortuorio", "El circo de los piojos") y las cunetas llenas de fosas sin identificar que dejó su estela ("A cañón tocante"), la religión ("Reliquias de fe"), el mercado capitalista ("Taxidermia") y la ley que sostiene todo el entramado ("La ley").

Despliegan sonido potente, sin bajar tampoco la guardia en lo musical, presentando temas vertiginosos. "Empala al contratista" arranca con un toque de tambor arrebato y luego empiezan las hostilidades, en las que quedan huecos para las guitarras en su versión de rock duro haciendo sus pinitos casi en solitario. Se adivinan maneras de hardcore y vertientes más metalizadas, aunque el cuerpo de cortes como "El circo de los piojos" es de puro rock and roll. No se desdeñan los coros y las ganas de jugar con las melodías de voz ("La horda va bien").

Añaden una versión de Escorbuto Crónico, "La Laguna debe morir", que como en otras ocasiones anteriores, resulta todo un acierto, y en el formato en CD se añade como extra el tema "Las moscas" tocado en directo.

La versión más reciente de Guerrilla Urbana, por los que no pasan los años.

 

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies