portada del disco III

En su tercer disco, Luz recobra el color para el enfoque y las letras de algunas de las canciones que componen “III” (Serdisco, 1985). Se abre con las tres que más se recuerdan hoy día: “Voy a por ti”, “Hechizado”, dos piezas de rock muy de los 80s, y “Rufino”, importante éxito de aquel momento, que relata las simpáticas andanzas de un madurito ejecutivo enamorado de la moda juvenil. Sin embargo, son las más sosegadas las que dominan en el álbum. El trepidante ritmo da paso al más calmado impuesto por “Una décima de segundo” y se mantiene hasta el final del álbum, en la progresión instrumental que desarrolla en sus últimos segundos “Deseo en silencio”.

“III” continúa la progresión en ventas y aceptación del público de la obra de Luz, cada vez mayor, aunque en el gran cuadro de su trayectoria no es más que la continuación del anterior -por ejemplo, “Nunca más” encajaría mucho en el conjunto de “Los Ojos del Gato” (Serdisco, 1984)- y no supone un punto especialmente importante, más allá de lo correcto, dentro de su evolución artística. De hecho, amenaza con sonar repetitiva. Por suerte, saldrá adelante.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies