portada del disco II Festival de la Canción Mediterránea

Belter contrata a Los Javaloyas en el otoño de 1960 para grabar tres EP que saldrán a la calle en el último trimestre. El primero viene dedicado a algunas canciones participantes en el Festival del Mediterráneo de aquel año. La pista principal fue encomendada a “Caminito del alma” con la que el catalán Lluis Olivares había sido finalista. Nos suena casi a folk con su canto a coro du dua como principal baza y su acordeón. Mucho desenfado y un acompañamiento paupérrimo. “Mi pequeña” es un romántico tema italiano que se había llevado el tercer premio y que ellos interpretan con mucho envaramiento vocal.

En la cara B destaca el “Album de fotos” a ritmo de chachachá con una percusión obsesiva y un coro guasón que le da la réplica a un cantante serio sobre los trinos de la flauta de Luis.

Los Javaloyas desde su primer momento, al menos desde su primer momento de vinilo español, demuestran desparpajo, buen uso de las voces de todos sus miembros y riqueza instrumental. De alguna manera, esas serán sus virtudes a lo largo de toda su trayectoria.

Compartir

1 2 3 6

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies