portada del disco Horas de Amor

El 1979 iba a suponer para Camilo un cierto descanso. Un descanso relativo en comparación con la frenética actividad desarrollada en los años anteriores. Un descanso que no evitaría una multitudinaria actuación organizada por el Gran Musical o una actuación en Palma de Mallorca a beneficio de UNICEF junto a otros artistas convocados por el propio Camilo, siempre dispuesto a colaborar en las organizaciones que trabajan a favor de la infancia más desfavorecida. Pero por primera vez en una década se toma unas largas vacaciones en una de sus ciudades preferidas, Los Ángeles. El LP del año son estas Horas de Amor” (Ariola, 1979).

Con este largo ocurre algo curioso. Hasta ahora, con cada long play se comercializan uno o dos sencillos; sin embargo con éste no ocurre lo mismo. No al menos de forma usual, pues los sencillos que se extraen de él llegarán al público de forma masiva como obsequio del sopicaldo Starlux o editados por el propio programa de Los 40 Principales. Camilo y su gente se percataban de que algo cambiaba en el mercado: cada vez se vendían más LP y menos sencillos, producto de un aumento del poder adquisitivo de los compradores. Esta decisión hará subir las habituales ventas de long plays del cantante, ya de por sí elevadas.

Entre los temas del disco algunos ciertamente emblemáticos en su carrera, especialmente “La culpa ha sido mía” que fue aquel año su estandarte y ocupó el primer puesto en las listas de popularidad de las radiofórmulas que empezaban a proliferar. La citada canción es otra de las inolvidables baladas de Camilo, en esta ocasión sustentada por una sencilla guitarra rítmica con incrustaciones de otros instrumentos y un estribillo de los más recordados de su carrera.

Otra canción que se pinchó mucho de aquel LP fue “Si me dejas ahora”, una elegante melodía quejumbrosa e intimista con la que cualquier jovencita podía entornar los ojos y sentir que cantaba solo para ella. Podemos completar el trío de audios con el marchoso “Come, come, again”.

Y es que en cuanto Camilo abandonaba la dicción española y abrazaba la lengua de su graciosa majestad, se convertía en puro meneo discotequero, aunque en este tema de sobre agudos es el coro quien lleva la voz cantante. Algo de esto hay también en la otra cantada en inglés: “Loving you” , una balada que recuerda a Bee Gees.

Compartir

1 2 3 6

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *