portada del disco Happy People Have no Stories

El primer trabajo de Weather Underground está grabado en Río Records (Ferrol). Se trata de una colección de diez canciones armadas con el corazón… “Estas canciones, que alternan el gallego y el inglés, hablan de desencanto, de no rendirse, de frustración y esperanza o de todo a la vez. Situándolo en la ciudad donde viven y tratando de sacar algo positivo de un sitio, como Ferrolterra, tan castigado y maltratado por el desempleo y las sucesivas crisis económicas”.

El disco no es una obra conceptual pero sí que la secuencia de canciones si contienen un hilo conductor que se basa en las situaciones y sentimientos que nos pasan y sobre la amistad que nos une. Hay mucha sinceridad en las canciones, hechas con el corazón...” comenta Oscar Quant.

Las canciones reflejan el estado de ánimo personal y de nuestro entorno en un momento dado de nuestras vidas. En estos últimos cuatro años, hasta la grabación del disco, las canciones sufrieron tantas variaciones como cambios en nuestras vidas” explica Oscar M.

Abre “Starting over”- y nos encontramos con intimismo y melancolía, incluso desazón, pero también una constante búsqueda de la luz y la magia. Nunca es tarde para empezar de nuevo.

El clasicismo está presente en un sonido envolvente y emocional que consigue en muchos momentos encoger nuestro corazón. Algo que ocurre en cortes como “Little mistake” o “Nunca lle contei esto a ninguén”, armados a base de épica e intensidad.

En "All you fascists (bound to lose)" nos recuerdan que la unión hace la fuerza… “All you fascists, you may be surprised / the people in this world are getting organized / you're bound to lose / all you fascists bound to lose anyway”... “La letra es de Woody Guthrie, solo pillamos la letra y nosotros le pusimos música. Como el disco de Wilco con Billy Bragg adaptando letras que no tenían música de Woody Guthrie. Nosotros decimos que es media versión”. Se trata de una adaptación mucha más íntima y emocionante que la que realizan Bragg y Wilco en “Mermaid Avenue Vol. II” (Elektra, 2000), que es más rock y adrenalínica.

Pasa lo mismo pero al revés con “(O meu amigo) Harvey”, “ahí la música es de una canción de Chuck Ragan y le pusimos una letra que nada tiene que ver con la original”. Un corte desarrollado en gallego que trae la luz al final del túnel, “Deixeime levar pola oportunidade de poder vivir / por todo aquello que ainda teño por sentir / ainda quedarán cancións para rematar coa obsesión e os medos que só me fan sufrir / sen respostas pechei portas de invernos e traicións”. Intensidad y emoción guitarra en mano.

Destacar los ritmos acústico-vocales de “Taking out the trash” y la desnuda despedida de “The soundtrack of our lives”... "Music saves me from loneliness / It give's me shelter on the rainy days / this machine keeps away boredom / It makes me feel like going home / the soundtrack of our lives".  La música nos salvará la vida otra vez.

Un gran disco lleno de hermosas canciones y emocionantes melodías.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies