Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Guapa
portada del disco Guapa

Disco que pasará a la historia de la banda casi más por razones extramusicales este “Guapa” (Sony, 2006). Muchos detalles alrededor de él. El primero, desde la misma portada, en la que por primera vez no aparece el grupo, intentando una vez más no estancarse hasta en detalles que otras bandas de pop-rock comercial desatienden, y que ellos si, demostrando que tienen un bagaje con querencia de grupos que basculan entre lo indie y lo radioformulero. Si en su primer disco “Dile al Sol” (Sony, 2000) una feísima foto del grupo daba paso a, en “El Viaje de Copperpot” (Sony, 2002) a un cuidado retrato de ellos en un ambiente de cierto bucolismo, ya en el anterior, “Lo que te Conté Mientras te Hacías la Dormida” (Sony, 2003), la carátula era todo un alarde de composición, con la vocalista Amaia haciéndose la dormida, y el resto el grupo tan sólo apareciendo en una foto sobre una mesilla de noche.

Aquí la portada es un dibujo bastante sencillo y, aunque no diremos que es como una de la mejores de Javier Aramburu, si que es, cuando menos, algo diferente a lo que ofrecen las portadas de los veinte discos más vendidos del año, con la típica foto de la banda con kilos de photoshop, o con el solista y una miradaprofundaalorickymartin, aunque sea tan poco agraciado como Carlos Núñez.

Guapa se refiere, no tanto a la cantante, que eso va en el gusto de cada cual, como a la búsqueda de un bienestar interior, de la siempre peliaguda “belleza interior”.

Repitiendo por tercera vez con Nigel Walker a los mandos de la producción tras los buenos resultados de los dos trabajos anteriores, en el que el salto cualitativo desde su debut en sonido (también en canciones, todo hay que decirlo) había sido enorme, es la primera vez que el disco se lanzaba de forma simultánea a nivel mundial, con veintiséis países editando el disco el mismo día, cosa inédita en el panorama español. Los resultados son excelentes comercialmente hablando, vendiendo más de seiscientas mil copias en España durante 2006, pero también cerca de doscientas mil en países como Estados Unidos o México.

El disco estaba previsto que se editase para el último trimestre de 2005 pero una serie de dificultades lo retrasan hasta 2006. Muchos rumores de separación y tensiones en la banda, más de nueve meses entre la preparación y la grabación de los temas, el no estar contentos con el primer máster del mismo y querer incluir nuevas canciones para encontrar otras que les gustasen más, son algunas de las causas de tanto desbarajuste, lo que hacía temer línea directa al desastre.

Sin embargo, el desastre no se confirma ni de forma comercial, donde su éxito es notable, ni artística, donde vuelven a hacer un disco ecléctico muy variado, buscando un cierto sonido “maduro” que tampoco acaba de jugar a su favor. Si a nivel de sonido e instrumental es su disco más trabajado y complejo, el resultado final aquejado de dispersión y de la debilidad de bastantes de las canciones, sobre todo en la segunda mitad del mismo, deja el trabajo cojo.

Un nuevo aspecto extramusical afecta al primer sencillo, “Muñeca de trapo”. La canción que habla de la lucha por mantener el amor de otra persona es malinterpretado en algunos países por una referencia al diablo, y hasta es censurado en Puerto Rico en algunas cadenas de emisoras muy cercanas al poder religioso. Absurdos aparte, sorprende este sencillo como adelanto, debido a que es un medio tiempo aunque de guitarras enérgicas (el endurecimiento de los sonidos de guitarras y el predominio rítmico de los bajos es muy notable). Las veces anteriores la elección había venido determinada por temas mucho más “movidos” y coreables, de primer impacto, cosa que este no es. De igual forma, los arreglos épicos entre Coldplay y Manic Street Preachers la hacen ciertamente disfrutable.

Una intensa campaña promocional bastante obscena (incluso en su página web está el logo de la marca de coches que lo patrocina, al inicio de la misma) convierten al sencillo en el éxito habitual, aunque ni siquiera salió de forma física sino sólo como descarga digital.

Sin ser tan intensa como en su disco anterior, la temática social vuelve a estar presente en las letras, como en “Perdida” hablando de la adicción a las drogas, más en concreto a la cocaína. Una vez más el aire a ciertos temas de Mecano es inevitable. Pero la canción no tiene demasiado gancho, y fuera de lo qué cuenta no es más que otra aburrida canción-formula en la que lo único destacable es que hasta la mitad de la canción no hay una base rítmica que la sostenga, lo que la convierte en un nuevo single inexplicable.

El endurecimiento de las guitarras del que hemos hablado, se hace patente en temas como “Vuelve”, que los acerca por momentos a punk MTV de diseño a la manera de una Avril Lavinge. También hay la cuota de reggae de “Escapar”, el encanto de music hall de “V.O.S” -uno de los momentos cumbres del disco- y hasta una horrible ranchera en “Cuantos cuentos cuento”, en honor a sus fans de México. Si se la hubiesen ahorrado creo que estos se lo hubieran agradecido.

Entre lo más destacable está una gran canción como “Dulce locura”, y una nueva incursión en las aguas de la electrónica de andar por casa, como es “Mi vida sin ti” (nueva cita cinematográfica) que empieza como todo un bolero al uso para transformarte en todo un mega hit a lo italo-disco o como en los tiempos gloriosos del eurobeat. Vistos los buenos resultados que obtiene en este sentido, no estaría de más plantearse un disco en el que los ritmos con la vista puesta en la pista de baile fueran los principales. También se encuentra entre lo muy positivo “A diez centímetros de ti”, que recuerda a algunas de sus mejores canciones anteriores como “Puedes contar conmigo”.

En definitiva, un disco más importante por lo que indica, sus debilidades y sus aciertos, que son los mismos de siempre, pero más acentuados que nunca. Y un disco que marcará el final de una era tras el anuncio del abandono de la banda por parte de la vocalista Amaia Montero, auténtica imagen de fábrica del grupo, para acometer proyectos en solitario. Los otros cuatro componentes ya han anunciado que para 2008 tendrán listo su nuevo disco, para el que están buscando otra vocalista, no se sabe si de manera definitiva o sólo puntual. El tiempo será el único testigo de este revés que pone fin a un periodo de diez años.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies