portada del disco Glorieta de los Lotos

Después de algunos singles sacados al mercado y de un cambio de discográfica, algo muy habitual en la vida del grupo, Phillips se decidió a sacar su disco de debut. En él demuestran su versatilidad para poder tocar diferentes tipos de música sin desentonar, el disco pasa por estilos como el blues, el rock y la psicodelia. El lado psicodélico del disco les acerca a The Beatles como por ejemplo en “Love millonaire”, precioso tema compuesto por Henrik Michael y donde cantan “En mi cartera sólo hay aire, pero contigo soy millonario en el amor”, en la sobresaliente “Forever walking” tema con el que se inicia el disco o en “Tove and all that”, donde el ambiente psicodélico lo soporta el uso del clavicordio. “Ottenos” sirve más como presentación de “Aimsha” que otra cosa, ya que en realidad es el tema ya lanzado como single “Sonetto” grabado al revés. “Aimsha” es un instrumental con toques hindúes, interpretado con guitarras acústicas y tabla india

La parte bluesera del disco pertenece a los temas “Light blood, dark bleeding” y “Free as the green little men” donde nos transportan a la América profunda, a los sonidos del delta del Mississippi. Pero aquí no acaba la influencia estadounidense, ya que en uno de los mejores temas del disco “Nazarin againSmash se meten de lleno en el espíritu dylaniano y en “It’s only nothing” es donde tejen el camino que hay entre el blues y el rock.

El lado rockero del disco está encabezado por “Sitting on the truth”, tema que hermana Smash y Jimi Hendrix y que se abre con un grito de Matito para continuar con un trepidante ritmo de bajo y batería aderezado con el obsesivo sonido de la guitarra, en lo que constituye el momento más crudo. Y “Rock and Roll”, más una curiosidad que una canción de verdad. Es una larga jam session en la que se puede oír al grupo ensayando y discutiendo, hasta que, al final, les sale el tema.

El disco no tuvo demasiada repercusión a pesar de ser el mejor de toda su carrera, aquí no tuvieron las prisas de “Esta Vez Venimos a Golpear” (Phillips, 1971) ni las injerencias ajenas o el mal entendimiento, según se mire, que tuvieron en las grabaciones para Bocaccio.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *